El brasileño Lucas di Grassifue el ganón en la primera carrera de la Fórmula E en Puebla, el Autódromo de Amozoc  ePrix en el Miguel E. Abed, aunque el alemán Pascal Wehrlein dominó a placer en la carrera le aplicaron una infracción técnica y descalificación.

El sudamericano ganó dos veces en esta categoría, pero en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la capital mexicana. El piloto de Audi Sport ABT se apuntó su tercer triunfo en territorio mexicano. Di Grassi no había ganado una sola carrera en la temporada seis de la Fórmula E, pero calladitamente persiguió al germano hasta que cometiera el más mínimo error para ocupar el liderato, fue ya al final, hasta que se cumplieron los 45 minutos de competencia (más una última vuelta).

Pascal Wehrlein a bordo de su Jaguar cruzó la meta y la bandera a cuadros se ondeó por el nublado cielo poblano, recibió una penalización que lo descalificó y desolusionó a su equipo con sede en Milton Keynes, Reino Unido.

A di Grassi le da suerte México, tendría cuatro triunfos de no ser porque en la primera edición del México ePrix fue descalificado por el peso del auto al término de la competencia para dar así el triunfo final a Jérôme d’Ambrosio. El oriundo de San Paulo aprovechó en esta ocasión una descalificación para imponerse en esta justa frente a unas 10 mil personas que asistieron para la primera carrera de la temporada con público en las tribunas.

Wehrlein era el gran favorito al ganar la Superpole por la mañana. Oliver Rowland tuvo que maniobrar cuando Jean-Éric Vergne le cerró la puerta en la arrancada y Nick Cassidy quedara fuera por un choque con el muro de contención que le causó un problema en el neumático y arrojó el primer safety car de la contienda para dar mayor espacio al alemán en la reactivación.

Maximilian Guenther quedó líder cuando encendió el attack mode para adelantarse a Wehrlein, pero con solo 29 minutos, el de Sigmaringa, Alemania, recuperó la delantera, imponiéndose a su paisano. Con 18 minutos en el crono, el segundo safety car del día apareció cuando Sam Byrd se estrelló en la pared luego de que Alex Lynn empujara el Panasonic Jaguar contra la pared justo después de que Byrd saliera de la zona de activación del attack mode.

A 4:50 del final, Edoardo Montara sacó provecho de una prolongada curva para adelantarse por fuera y asaltar la segunda posición y dejar a Di Grassi y Guenther detrás suyo por unos instantes. Pero el de Sao Paulo, Brasil, maniobró para rebasarlo cuando el reloj agonizaba y cruzó la meta detrás del dominador de la competencia para celebrar su tercera victoria en seis carreras en México y así confirmarse como el rey del asfalto azteca, por delante de René Rast y Mortara.

Fotos: Récord y Puebla Sport News

Por admin

Deja un comentario