El rugby fue uno de los deportes que más resintió la pandemia por covid-19, pues desde hace 15 meses que se declaró la emergencia sanitaria, la Federación Mexicana de la disciplina no ha podido reiniciar actividades en forma; no obstante, el repechaje olímpico en Mónaco, que se celebrará del 19 al 20 de junio, se visualiza como un importante impulso para el retorno oficial a las canchas.

Con la vista puesta en la repesca rumbo a la justa de verano en Japón, los combinados nacionales, varonil y femenil, integrados por 15 elementos cada uno, ingresarán este lunes a su concentración en Oaxtepec, Morelos, bajo un formato ‘burbuja’ con el objetivo de maximizar su preparación y encarar la competencia internacional al más alto nivel.

Ante este esperado retorno, la capitana de la selección, Michelle Farah Chalita, expresó su agradecimiento y emoción por volver a la actividad, pues destacó que ya era “un anhelo” y al fin se cristalizó para luchar por el ansiado boleto a Tokio 2020.

“Estoy super emocionada, muy contenta porque nadie pensamos que la pandemia iba a durar tanto; el sentir de todo el equipo, tanto varonil como femenil, es de mucha emoción, mucha ansiedad por volver a la cancha, ya anhelamos mucho regresar”, comentó.

“Debemos tener la sensación de haberlo dado todo, eso es lo más importante, hay muchos partidos en los que puedes ganar y sales satisfecha y hay otros en los que pierdes, pero realmente diste todo y no quedaba nada más; el saber que yo di todo para mi equipo es la mayor satisfacción y cada día hay que trabajar más duro, nunca estaremos preparado lo suficiente, cada vez nos podemos preparar un poco mejor y aprender de todo”, puntualizó.

Por admin

Deja un comentario