Elías Campos uno de los porteros del Atlético Rivadavia de la Liga Premier de la Tercera División habló de la identidad cholulteca que ha ganado el equipo azul y oro palmo a palmo y partido a partido, en los cuales amigos y familiares se reúnen para apoyar a esta plantilla que poco a poco a crecido y ya tiene 30 jugadores.

«Desde sus inicios, el equipo se ha mantenido muy unido, con ritmo intenso, con la mente en claro de lo que debemos hacer, sin perder el objetivo primordial de dar todo en la cancha sin perder los valores dentro y fuera de la cancha, para además no perder la amistad entre compañeros», expresó.

De la competencia interna entre porteros, Elías respondió que la convivencia es tranquila y ante todo tienen deportividad, para evitar problemas o riñas, siempre se apoyan.

Aunque el torneo aun es joven, recientemente culminó la fecha seis y la séptima fue pospuesta por las elecciones del domingo 8 de junio, el Rivadavia jugará la fecha 7 como visitante y planea estar en la liguilla, esto dentro del proyecto de consolidarse en la Tercera División Profesional. «Daremos la sorpresa para estar entre los ocho primeros para convertirse en campeones.

Por otra parte, el guardameta celebra el que sean un representativo de Cholula, con su imagen milenaria, las iglesias que llevan en su playera de entrenamiento o las pirámides que portan en el uniforme titular, incluso el folklor con el tronido de cohetes en plena sesión de entrenamiento, la música de tambora a lo lejos o los canes callejeros que los acompañan en la práctica en San Pedro.

Finalmente, Elías Campos como aficionado al futbol y a su propio equipo, le gusta el estilo de juego porque se mantienen en toque, en ritmo, en constante actividad en la cancha para mantener la presión, no regalar un balón y si eso pasa, ir tras el. «Lo planteamos, lo ponemos en práctica, damos lo mejor y si la competencia se pone dura, lo replanteamos hasta que nos salga», concluyó.

Deja un comentario