El cuarto lugar que México consiguió en el softbol de los Juegos Olímpicos es un logro histórico que marcará a las nuevas generaciones, con las que hay compromisos en puerta, como los Juegos Panamericanos Juveniles Cali 2021, que se efectuarán en noviembre, y el Mundial Juvenil de Perú, que se realizará en diciembre de este año. 

Así lo señalaron este martes en conferencia de prensa digital Rolando Guerrero Castilla, presidente de la Federación Mexicana de Softbol; Carlos Bernaldez, mánager de la selección nacional y Stefania Aradillas, seleccionada mexicana.  

“Es un orgullo haber representado a México como lo hicimos y nos vamos con un sabor de boca un poco agridulce porque queríamos esa medalla, pero con la satisfacción de que peleamos hasta el último momento.

“Fue una participación histórica, que inició desde el 2019 con la primera clasificación olímpica para el softbol de México y ahora con esta participación y este ejemplo, abrimos camino para muchas niñas que tienen ese sueño también y que nos vieron desde sus casas, sabiendo que, si nosotras estamos aquí hoy, ellas también pueden estar en un futuro”, destacó la jardinera Stefania Aradillas.

Por su parte, Rolando Guerrero agradeció a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) y al Comité Olímpico Mexicano (COM), por su apoyo para lograr este resultado y compartió que México tiene todavía dos compromisos internacionales este año.

“Vamos a enfocarnos mucho en la selección juvenil, que va a participar en el Campeonato Mundial de Perú en diciembre y en los Juegos Panamericanos Juveniles de Cali, que para el softbol será en Barranquilla, planeamos ir a Estados Unidos a foguearnos, a jugar con universidades y con otros equipos, para tratar de ir a ganar esa medalla juvenil y también esos Panamericanos”, detalló.

Reconoció que será difícil continuar con el equipo olímpico actual, debido a que en París 2024 no está convocada la disciplina, aunque se espera que en Los Ángeles 2028 sí aparezca en el programa competitivo.

“El equipo actual tuvo un trabajo intenso durante todo el año, por lo que nos tomaremos un descanso. Es muy difícil mantener los equipos femeniles porque algunas de las chicas se enfocarán a sus vidas personales, las tuvimos juntas desde 2019, vino lo de la pandemia y ese año fue de no tener muchas participaciones, pero estuvimos en concentraciones y las continuamos este año. Que decidan continuar jugando, esa es una decisión propia”, agregó.

Por último, Carlos Bernaldez resaltó que este cuarto lugar olímpico fue el resultado de un trabajo de varios años, que inició Rolando Guerrero a su llegada a la federación. 

“Fue gracias al trabajo, la constancia, la disciplina y el compromiso del equipo y el apoyo más que nada, porque sin el apoyo no hubiéramos podido trabajar, no nos hubiéramos podido preparar y estar listos. Yo creo que con todo el esfuerzo que se ha hecho y los resultados que se han tenido esperamos que ese apoyo siga, creo que el softbol de México lo merece, es la semilla que se está implantando en las nuevas generaciones para que estén en los Juegos Olímpicos de 2028”, puntualizó. 

Por admin

Deja un comentario