Paola León

La población mundial vive una emergencia sanitaria para la que seguramente, nadie estaba preparado, ni en el tema laboral, económico, escolar y personal, sin embargo los avances tecnológicos y los medios de comunicación han permitido crear múltiples opciones para cumplir con el confinamiento mientras se atienden las obligaciones laborales, escolares y otras actividades que bien se pueden realizar en la comodidad del hogar, pero hay actividades que no se pueden realizar de la misma manera que antes, es el caso del deporte.

Desde la práctica de recreación, la iniciación deportiva hasta el deporte de alto rendimiento se han visto afectadas, no es novedad saber que los centros deportivos se encuentran cerrados y que es difícil realizar actividad física en casa sobre todo cuando no somos entrenadores deportivos.

Preocupados, pero sobre todo ocupados, los profesionistas de la motricidad humana se ha dado a la tarea de realizar un sinfín de estrategias para que el mayor número de personas realicen actividad física en la comodidad de su hogar y evitando poner su salud y la de su familia en riesgo, sin embargo, ha sido un tema difícil de atender, puesto que muchos han abusado de la falta de conocimientos deportivos y ha desatado un gran número de problemáticas, desde no contar con la dosificación de intensidad y volumen de ejercicios, deserciones al plan de entrenamiento y en el peor de los casos, hasta graves lesiones.

Por ello dejaremos una lista importante de recomendaciones que podrás seguir para ejercitarte en casa de manera segura.

1.- Elige a un profesional deportivo certificado.

Hoy en día muchas personas se dicen profesionales calificados para diseñar un plan de entrenamiento personalizado, pero, ¿Qué documento los avala? Al contratar algún servicio, recuerda preguntar por la experiencia profesional y las certificaciones con las que cuenta, tener conocimientos sobre las adaptaciones fisiológicas del cuerpo ante la actividad deportiva, es vital para obtener buenos resultados.

2.- No omitas ningún dato de tu historial médico.

Independientemente de que cuentes con la asesoría de un profesional o decidas guiar tu entrenamiento de manera personal, debes considerar tu historial médico, enfermedades, cirugías previas, condición general de salud, lesiones y cualquier otro dato que te impida o limite realizar actividad física, siempre existen alternativas y modificaciones para cumplir con la meta de ejercitarse sin riesgo.

3.- Escucha a tu cuerpo.

El famoso “si no duele no sirve” no es la metodología correcta para alcanzar tus objetivos, ya sea iniciar con el hábito de la práctica de actividad física, mejorar tu rendimiento, disminuir tus índices grasos corporales o incrementar masa muscular, deberás ser paciente y observar cuidadosamente el comportamiento de tu cuerpo para cuidarlo en todo momento, determinar oportunamente alguna anomalía física, mental o emocional, permitirá evitar un riesgo mayor. Paulatinamente podrás incrementar el volumen, intensidad y uso de implementos en los ejercicios que realices.

4.-Complementa tu entrenamiento.

La correcta alimentación y el vasto descanso son elementos de suma importancia para mejorar las capacidades y rendimiento deportivo. Por supuesto que la guía de un profesionista es la mejor opción, pero si no es posible contratar este servicio, puedes atender las recomendaciones de la OMS con respecto al plato del buen comer, tomar suficiente agua, evitar las harinas y azucares refinadas y evitar pensar que si entrenas duro puedes comer lo que desees.

5.- La disciplina es la base del éxito.

Ya lo dijo Babe Ruth, “es difícil derrotar a alguien que nunca se rinde”, y es que en la perseverancia, está el secreto para alcanzar con éxito los objetivos planeados al realizar actividad física, independientemente de que los vivimos en tiempos vertiginosos, es importante darnos un espacio diario para ejercitar nuestro cuerpo, que no solo nos ayudará a mejorar nuestras capacidades físicas y estado de salud general, sino que también, serán segregados neurotransmisores que mejoraran nuestro estado de ánimo y nos permitirá combatir el sedentarismo y la ansiedad por el estado de confinamiento en el que nos encontramos.

La práctica de actividad física y deporte es una excelente estrategia de convivencia con la familia y amigos incluso de manera virtual, podrán disfrutar de todos los beneficios del hacer ejercicio y pueden motivarse a alcanzar sus metas. Haz ejercicio y disfruta de los cambios que podrás obtener.

Por admin

Deja un comentario