Emocionado y orgulloso, el clavadista Rommel Pacheco Marrufo, recibió este lunes el lábaro patrio de manos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el Abanderamiento de la delegación nacional rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR) de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE); el deportista de 34 años acudirá a su cuarta justa veraniega y apunta a su primera medalla.

“Estoy muy contento, por este abanderamiento y feliz entrenando aquí en el CNAR, en los últimos preparativos para viajar a Tokio, salgo el día 18 de julio”, señaló el medallista mundial, quien competirá en el trampolín individual 3 metros.

Compartió a la CONADE su sentir sobre el evento. “Me toca competir el 2 y 3 de agosto, contento, emocionado, son mis últimos Juegos Olímpicos, con esto me despido del deporte, pero estoy muy feliz y qué mejor escenario para decirle adiós a mi carrera deportiva, que los Juegos Olímpicos y con el honor de ser abanderado”.

El campeón de Juegos Panamericanos Toronto 2015, quien enfrentará su cuarta cita olímpica, tras su paso por Atenas 2004, Beijing 2008 y Río 2016, resaltó que por fin ingresó al selecto grupo de clavadistas abanderados.

“Es un gran honor, un gran orgullo, estoy feliz de estar al frente de todos mis compañeros deportistas y es una buena señal, han sido muchos los clavadistas abanderados, ahora yo entro dentro de ese grupo selecto, es un honor y un orgullo, que yo porto con mucha responsabilidad”, dijo.

Por último, el abanderado nacional agregó que en esta ocasión disfrutará cada detalle de la competencia.

“Disfrutar al máxima esta competencia, para mí el trabajo diario y la disciplina han sido la clave para todos los resultados y para tener una carrera deportiva tan larga y en esta ocasión sigue siendo lo mismo, trabajar, enfocarme en todos esos detalles y lo más importante, disfrutar la competencia”, puntualizó.

Por admin

Deja un comentario