Colaboración y fotos de Reynaldo López Villar

En un encuentro muy parejo, el club Atlético Rivadavia sucumbió ante su similar Albinegro por marcador de 3-2, en la jornada 7 de la Liga Mexicana Premier Asociación.

El encuentro se definió en un penal muy polémico, sin embargo, los pupilos del Director Técnico de los auri azules Alejandro Villalba están conscientes de seguir trabajando para mejorar día a día.

Los del Rivadavia se plantaron bien a pesar de tener bajas sensibles por lesión, de su capitán Gabriel Coca y su goleador Sebastián Guillen, además de no alinear al famoso «Juanpi». El juego estuvo muy parejo, anotando por el conjunto cholulteca Adrián y Luis Chávez.

Finalmente Albinegro hizo valer su condición de local, lo que queda es pensar en el siguiente partido que el Atlético Rivadavia tiene como local en los campos de San Luis Tehuiloyocan, en San Pedro Cholula. «Aun hay mucho torneo por disputar, el futbol es así, a veces se gana y a veces se pierde, el equipo se mantiene unido y con el objetivo fijo en la mente de calificar a liguilla y de ahí que siga nuestro sueño como protagónicos poblanos», comentó el timonel Villalba.

Deja un comentario