Sin un esquema de juego claro, sin imponer condiciones, el América sólo jugó más con el reloj que con el balón, el guardameta Guillermo Ochoa tuvo que enfrentar las llegadas del equipo estadounidense que desde la salida de «Tata» Martino, no ha tenido estabilidad con su cuerpo técnico.

En una actuación gris del América logró avanzar a las semifinales de la Concacaf Liga de Campeones al caer por marcador de 1-0 en contra del Atlanta United, en duelo celebrado en Orlando, Florida. Las Águilas jugaron con el 3-0 que obtuvieron en la ida para navegar tranquilos en el compromiso de vuelta meses después.

El conjunto emplumado fue dominado desde el primer tiempo por The Five Stripes, los rojinegros llamaron a la puerta durante varias ocasiones, pero en el fondo se impuso el arquero mundialista Guillermo Ochoa, quien rescató a su club en dos acciones importantes durante la primera mitad.

Los pupilos del «piojo» Herrera se desaparecieron con el correr del tiempo, mientras que el adversario atacaba en la medida de sus posibilidades y la zaga de las Águilas llegó a meterse hasta el área chica para defender el resultado frente a un Atlanta presionado por meter tres tantos y se le acababa el tiempo.

Los azulcremas aguantaron hasta el minuto 82, cuando Jackson Conway rompió el cero a través de un testarazo preciso, lo cual añadió un poco de sabor al insípido cotejo. A pesar de la mala actuación, América se quedó con la serie al ganar por marcador global de 3-1.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *