La temporada 2020 de la NFL estuvo cargada de emociones en todo momento, incluyendo por supuesto el debut de varios jóvenes que dieron de que hablar durante la campaña. Ahora estos jóvenes buscan demostrar porque llegaron a donde están en su segundo año como parte de la NFL.

Chase Young

Una de las más emocionantes promesas para los próximos años además de haber sido nombrado el novato defensivo del año en 2020. Young del equipo de Washington llegará a la siguiente campaña como uno de los defensivos más temidos de la liga tras lo que mostró el año anterior donde obtuvo 7.5 capturas y más de 50 tacleadas. Washington tiene la oportunidad de pelear por un lugar en playoffs de la mano de este defensivo que ahora buscará el defensivo del año en 2021.

Justin Herbert

El ex pato de Oregon tuvo una primera temporada de ensueño, rompiendo el récord de más pases de anotación lanzados por un novato antes ostentado por Baker Mayfield con 31 y más pases completos con 396.

A simple vista podría parecer que los Cargadores de Los Ángeles tuvieron una mala temporada, pero realmente Herbert desde que tomó el control de la ofensiva los mantuvo peleando por victorias casi toda la temporada en donde la mayoría de los juegos perdieron por siete puntos o menos. Para su segundo año en un uniforme de los Cargadores ahora buscará regresar al equipo a un lugar de postemporada, aunque aún hay algunos escépticos al respecto sobre la habilidad de Herbert como lo comentó Patrick Mahomes hace algunos días “lo creeré cuando lo vea” cuando fue cuestionado sobre el mariscal de campo, veamos si tiene lo necesario para pelear por la cima de la división en 2021.

Justin Jefferson

Listo para otra electrizante temporada, el autor del baile The Griddy está listo para superar sus números en 2020 donde fue el principal receptor en una ofensiva de los Vikingos que está cargada de varias armas como Dalvin Cook o el propio Adam Thielen, quienes conforman una de las más explosivas parejas de receptores en la NFL.

No hay mañana para Kirk Cousins y estos Vikingos que intentarán repetir lo logrado en 2017 cuando se quedaron a un juego de llegar al Súper Tazón en casa; Jefferson quien ha sido repetidamente comparado con otro de los grandes Vikingos en la historia de la franquicia, Randy Moss, buscará validar el porqué de esas comparaciones y ponerse a la altura de las expectativas.

Joe Burrow

El mariscal de campo de los Bengalíes de Cincinnati tuvo una no muy agradable experiencia en su temporada debut, una rotura de ligamento cruzado se perdió los últimos seis juegos de la campaña regular. El egresado de LSU había demostrado porqué fue la primera elección global del draft, sin embargo muchos creen que aún tiene cosas que demostrar para estar al nivel de exigencia de la NFL.

Una joven pero ágil y veloz ofensiva con receptores como Tyler Boyd, Tee Higgins y la incorporación de su compañero universitario Ja’marr Chase pintan para convertirse en un dolor de cabeza para cualquier defensiva secundaria ¿Tendrán lo necesario para pensar en postemporada?

Jeff Okudah

Quien fue nominado por muchos como el mejor esquinero disponible en el draft no tuvo un gran 2020, pero claro que no hay que quitarle el ojo de encima. Es un jugador que tiene la habilidad atlética y un gran entendimiento del juego. Okudah tendrá una fuerte tarea defendiendo a receptores como Adam Thielen, Davante Adams, Justin Jefferson o Allen Robinson 2 veces esta campaña. Así que tendrá grandes sinodales para demostrar su crecimiento tras 2020.

Jalen Hurts

El nuevo líder a la ofensiva para las Águilas de Filadelfia arrancó 2020 en la banca detrás de Carson Wentz, sin embargo las lesiones y malas actuaciones del propio Wentz le dieron paso a Hurts quien ahora sin Carson frente a él en el roster tiene la absoluta confianza del nuevo entrenador en jefe Nick Sirianni para llevar a las águilas a emprender vuelo y llegar a lo más alto de la división.

CeeDee Lamb

Demostró su gran capacidad para jugar la posición de receptor en 2020, Lamb llegó a complementarse a una ofensiva de Dallas que parecía que venía hacía abajo y sorprendió a propios y extraños con el espectacular nivel de juego de Dak Presscott, quien no terminó la temporada debido a una lesión lo que dejó a Dallas fuera de playoffs.

Con Dak de regreso en gran forma y Ezekiel Elliot en una forma física que no se le veía desde 2018, CeeDee espera ser la pieza faltante en el rompecabezas ofensivo de Dallas que sueña con otro Súper Tazón.

Tua Tagovailoa

La nueva esperanza de los Delfines en la ofensiva tuvo un inesperado comienzo en 2020 cuando los de Miami llevaban una gran temporada de la mano de Ryan Fitzpatrick, el entrenador en jefe Brian Flores decidió que era momento de darle los controles al originario de Hawái.

Actuaciones de sube y baja regresaron a Tua a la banca durante la temporada por algunos momentos, los Delfines se quedaron cortos de postemporada. Ahora Tua, en un caso muy similar a Jaylen Hurts, tiene total control de la ofensiva en Miami y buscará renovar a los Delfines que están necesitados de un mariscal de campo que los pueda llevar más lejos en postemporada. 

Jonathan Taylor

El corredor de los Potros de Indianapolis se convirtió rápidamente en una pieza clave de la ofensiva de Frank Reich, haciendo una gran dupla con Hines Ward siendo los principales caballos de batalla por tierra para los Potros.

Ahora rumbo a su segundo año como profesional y tras una campaña donde superó las mil yardas como novato (algo que no pasaba desde que lo hizo el hombre del salón de la fama Marshall Faulk) tiene fresco el recuerdo de la eliminación ante Búfalo y con eso en cuenta buscará junto con el recién llegado Carson Wentz llegar más lejos en los playoffs.

Por: Carlos Arturo Ávila Díaz

Por admin

Deja un comentario