Una de las deportistas mexicanas que asistieron a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, es la clavadista Arantxa Elizabeth Chávez Muñoz, quien ha comenzado a recobrar la confianza para buscar una tercera edición de dicha justa y el primer desafío donde una vez más pondrá a prueba su talento, serán los próximos Campeonatos Mundiales de Natación, que se realizarán en Budapest, Hungría, del 18 de junio al 3 de julio.

La saltadora nacional tiene como “objetivo principal” llegar al evento europeo, pero antes, deberá lograr su boleto en la evaluación mundialista. “Está el selectivo en mayo para obtener ese lugar y vamos bien para calificar”, compartió a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

/cms/uploads/image/file/707999/WhatsApp_Image_2022-03-16_at_11.16.50_AM__1_.jpeg

Chávez Muñoz, quien tiene experiencia olímpica en Londres 2012 y Tokio 2020, intensifica su preparación desde el año pasado en León, Guanajuato, de la mano del entrenador Francisco Rueda, para cumplir con la meta de estar en el evento mundial y así arrancar con su ciclo olímpico, el cual será más corto, debido al aplazamiento de los pasados Juegos Olímpicos por la pandemia del covid-19.

Para la atleta, monarca centroamericana de Veracruz 2014 en clavados sincronizados de tres metros, junto a Dolores Hernández, este ciclo tendrá otro panorama, dado que los planes iniciales cambiaron para todos los atletas en el mundo. “Prácticamente estamos iniciando y vamos a aprovechar el mayor tiempo en prepararnos, de cuidarnos de las lesiones y entrar más a ritmo de competencia”.

Los Campeonatos Mundiales de Natación serían el primer compromiso internacional luego de la crisis sanitaria mundial. “Me siento bien y tranquila; retomé mis entrenamientos desde el año pasado (septiembre) y he venido haciendo un buen trabajo a lado de mi entrenador (Francisco Rueda) y vamos bien”, externó.

/cms/uploads/image/file/708000/WhatsApp_Image_2022-03-16_at_11.16.50_AM.jpeg

En relación con el panorama mundial, la mexicana señaló que hay nuevos rostros en su deporte con las ganas de sobresalir. “Hay un panorama diferente en donde hay una nueva generación de clavadistas en el trampolín de tres metros. Algunas decidieron por el retiro”.

Una de las clavadistas que no formarán parte del reciente ciclo olímpico, es la multimedallista olímpica y mundial, Jennifer Abel, quien fue figura de Canadá en la pasada edición de Tokio 2020, pues optó por retirarse del deporte.

A pesar de esto, han surgido nuevas exponentes como la estadounidense Hailey Hernández, quien goza actualmente de experiencia olímpica con tan solo 19 años, o la suiza Michelle Heimberg, de 21 años, quien en la justa nipona debutó con una histórica final.

/cms/uploads/image/file/707998/WhatsApp_Image_2022-03-16_at_11.16.50_AM__2_.jpeg

En cuanto al episodio de la cita olímpica japonesa en donde tuvo un mal salto (dos y media inversa en B), Arantxa Chávez, revela en que lo ha dejado atrás y se enfoca actualmente en mejorar su ejecución. “Hay que corregir la técnica, es un trabajo en conjunto, pero voy bien. Es un clavado muy técnico y es como estar haciendo muchas repeticiones, técnica, confianza y seguridad”, agregó.

La incansable clavadista tiene el objetivo de llegar a sus terceros Juegos Olímpicos y para lograrlo tiene su misión enfocada al selectivo mundialista en mayo, “después de Tokio muchos clavadistas se retiraron y ahora viene una nueva generación. Creo que hay mucha oportunidad de estar en una final en tres metros”.

Por admin

Deja un comentario