Después de 12 años, la Franja logra llegar a liguilla y a semifinales, con auto gol de Santamaría, provocado por Santiago Ormeño

Un Puebla muy diferente al que lo llevó al tercer lugar, jugó al filo de la navaja está noche en la cancha del Estadio Cuauhtémoc, dónde gracias a un autogol y a su tercer lugar general en la fase regular, se clasificó a las Semifinales del Torneo Guard1anes 2021, instancia que no pisaba desde el 2009 cuando el Chelís José Luis Sánchez Solá. era técnico del equipo.

En un partido donde el Atlas llegó con una postura defensiva y casi lo hace a la perfección, La Franja terminó llevándose la victoria 1-0 con un tanto en propia portería de Anderson Santamaría, resultado suficiente para darle el boleto a los dirigidos por Nicolás Larcamón. El equipo rojinegro comenzó dominando el partido, se plantó bien en la defensa y tuvo un par de llegadas de peligro sobre el marco de Antony Silva, que sacó un remate de cabeza a quemarropa, teniéndose a su lado derecho con unos reflejos impresionantes. Sin embargo ante el primer tiro de gol de los Camoteros, los zorros empezaron a ceder terreno.

Apenas algún tiro de Flavio Santos que se estrelló en el travesaño de la portería de Camilo Vargas, luego de un par de triangulaciones que iniciaron en la media cancha y culminaron con un tiro que provocó que los aficionados se levantarán de sus butacas ahogando el grito de gol. En la parte complementaria los tapatíos le dejaron toda la inictiva a los de la Angelópolis, que llegaron a tener hasta el 75 por ciento de posesión de la pelota, sin embargo la marca implacable de los rojinegros ni permitió que la ofensiva comandada por Omar Fernández funcionará, provocando que por varios momentos del encuentro se vieran desesperados.

El autogol de Anderson Santamaría le dio el empate a los locales. Ese gol era el que necesitaban para imponerse al Atlas sacando provecho del gran torneo regular que hicieron y su tercer lugar en la clasificación. Gustavo Ferrareis desbordó porbla banda derecha y ya adentro del área centro buscando a Santiago Ormeño quien venía marcado por Santamaría. En le lucha por meterla o por despejarla el zaguero rojinegro terminó haciendo contacto y mandando el balón al fondo de su propia portería. El gol pegó fuerte en los ánimos de los Zorros, que pese a que no habían llegado con una propuesta ofensiva, buscando aumentar su mínima ventaja, sí habían hecho un partido inteligente, jugando con los ánimos del rival que al final se llevó su boleto a la siguiente fase de la competencia.

Por admin

Deja un comentario