En 1934 un grupo de entusiastas muchachos fundaron el Atlético Metepec, el primer equipo con el que iniciaba la primer liga formal de futbol en la entidad poblana, 87 años después Mauricio Froylan Santamaría y Fierro y su esposa Concepción Gómez de Santamaría, fueron reconocidos por el Ayuntamiento de Atlixco que encabeza la Doctora Ariadna Ayala Camarillo, con la delevalación de una placa en el Parque de la Soledad.

En la década de los treintas en el siglo XX, el deporte del balón-pie lo pusieron de moda los trabajadores textileros, industria de mcuho auge en esa época. Si bien los mineros de Pachuca iniciaron la historia futbolera mexicana, en territorio poblano los antecedentes más antígüos están no en la capital poblana, sino en la junta auxiliar de Metepec en el municipio de Atlixco.

Esta es la placa conmemorativa que hace justicia a una pareja visionaria, cuyas cenizas fueron enterradas en este parque del Barrio de Los Solares

Mauricio Froylán lucía sus mejores gambetas ante amigos y familiares que llegaban a ver al Atlético Metepec, pero la persona que más le importaba que estuviese ahí era «Conchita», entre partido partido inició una historia de amor que terminaría en el altar.

De ese equipo amateur llegó a jugar en las reservas del Atlante en la ciudad de México, donde estudió ingeniería textil y aunque se graduó, su afición por el periodismo lo llevó a fundar sus propias revistas, como Carta de México y algunas otras, incluso formó dos organizaciones de la prensa escrita Periodistas Revolucionarios Unidos (PRU) y la HIMAC, Hermandad Internacional Mexicana, además en Mexicali baja California tuvo su propio programa de radio y tuvo intenciones en esa ciudad de formar una liga de futbol, pero los gustos por esas latitudes eran más beisboleras.

El Regidor de Educación, Cultura y Deportes Marco Polo Rodríguez Flores, en representación de la Alcaldesa, encabezó la ceremonia de develación de placa

En toda su trayectoria, Santamaría y Fierro tuvo el apoyo incondicional de su cónyuge y aunque viían en la capital del país, nunca olvidaron el teruño. El 21 de marzo de 1973 donaron un busto de Benito Juárez que hasta la fecha está en el palacio municipal de Atlixco.

Años antes, el homenajeado fue todo un visionario y aunque no hay evidencias, él creó la frase «Atlixco, el mejor clima del mundo» que ha través de generaciones se ha consolidado en la propaganda turística de este pueblo mágico. Asimismo, muchos años antes de que la ex fábrica de hilados y tejidos Mepetepec se convirtiera primero en un centro de rehabilitación y ortopedia del Instituto Mexicano del Seguro Social y luego en un centro vacacional, Don Mauricio propuso a las autoridades de entonces, se convirtiera el inmueble en un centro de atracción turística, varios lo tildaron hasta de loco, sin embargo el tiempo le daría la razón.

Edmundo, Concepción, Arnaldo y Mario Santamaría

Una propuesta que si fue bien vista, incluso por el entonces alcalde Eleazar Pérez Sánchez, fue el de convertir en hotel el ex convento de El Carmen, de gran valor arquitectónico. El entusiasmo por Atlixco, llevó a Mauricio Froylán a buscar a sus 90 años de edad a un amigo de la infancia, Pablo Maurer para proponerle el proyecto de fundar la Universidad Autónoma Maurer de Atlixco (UAMA). Finalmente, cabe destacar que en sus memorias, Don Mauricio menciona que nunca percibió algún ingreso o enriquecimiento por las aportaciones a su amado Atlixco, pero si la satisfacción de aportar su granito de arena a la superación de su terruño.

A la ceremonia de develación de placa acudieron algunos de sus hijos y nietos, desde distintas partes del país, incluso de Londres, Inglaterra. Emocionados y agradecidos por esta administración municipal que cumplió lo prometido, a diferencia de administraciones anteriores, las cuales sólo plantearon que harían un homenaje, pero nunca se concretó.

Deja un comentario