La delegación poblana de box no tiene muchas expectativas para este 2021, después de los malos resultados en el selectivo regional de cara a los Juegos Nacionales CONADE 2020, donde trascendieron más los oaxaqueños y veracruzanos, se suman otros factores negativos como la pandemia que afectan el rendimiento y la disciplina.

Shirley Annie Muñoz Flores entrenadora estatal, recordó qué aquella delegación poblana integrada por cinco boxeadores, sólo uno tenía la experiencia de un torneo nacional, por lo cual los resultados no fueron muy buenos. “En marzo del año pasado con seis meses de embarazo tenía que subir y bajar del ring para darles instrucciones por ser mí responsabilidad, en ese tiempo era la única capacitada y lo hice con autorización médica, pero los resultados no fueron los esperados”, dijo.

Otro aspecto, es que con el confinamiento no se puede supervisar directamente a todos, no los hemos concentrado, a los entrenadores les pedí que no los pusieran a hacer sparring para no lastimarlos, son detalles que afectan, pero espero que con la pandemia hayan cambiado la perspectiva para protegernos unos a otros, agregó.

De seguir con la pandemia en 2021, sería muy difícil que se llevaran a cabo los Juegos Nacionales CONADE porque seguir las medidas sanitarias es muy caro. Por ejemplo, una delegación como la de Jalisco con 40 atletas, en circunstancias normales todos cabrían en un autobús, pero para mantener la sana distancia tendrían que usar más de dos camiones. Lo mismo para las habitaciones, no podrían ser ocupadas por más de dos personas. Cada guante tendría que ser personal, ¿¡Cuanto se tendría que gastar en equipo individual para 200 pugilistas?!.

En el caso de Puebla, el número de boxeadores para ir a los Nacionales se redujo aún más, a Cecilia Guzmán ya se le pasó la edad, quedan Oswel Mauricio García de Luna Gil y Kevin Ramos, pero a éste último le han perdido la pista, no se ha reportado y la última vez había subido quince kilos de su categoría. “No puedo ir a sus casas y exigirles que se pongan a correr, es cuestión de disciplina individual”, mencionó Muñoz Fuentes.

En cuanto a García de Luna Gil, a sus quince años, ya es seis centímetros más alto. Lo cual implica un pequeño ajuste en el peso, pero es de los más disciplinados. De llegar a realizarse, los poblanos podrían participar además de los Nacionales CONADE, en el Festival Olímpico Nacional y en el Nacional de Primera Fuerza.

Son diez chicas y chicos que se han mantenido activos y que han acudido a entrenar al Instituto Poblano del Deporte (INPODE), más otros diez de la reserva deportiva, con buenos exponentes de Cholula, se cuenta con 20 en total, sólo falta esperar que se defina la situación generada por el COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *