Tuvieron que pasar dos décadas de perseverancia para que Rut Castillo pudiera lograr la calificación olímpica. La gimnasta rítmica obtuvo su pase en el Panamericano realizado en Brasil hace unos días y se ha puesto como objetivo una actuación histórica en Tokyo 2020.

“Estoy pensando en llegar a la final y para ello tengo que platicar con mi equipo y ver si mi nivel de dificultad me alcanza. En lo personal me dejaría satisfecha hacer mis rutinas lo más perfectas posibles, sintiendo el ritmo, la música y la libertad. Es increíble pensar que estaré en una competencia a la que sólo clasifican las mejores 24 del mundo”, expresó la multimedallista centroamericana.

Honrada por ser la primera mexicana en su especialidad que competirá en una justa veraniega, la gimnasta de 30 años de edad, agradece todos los obstáculos que se ha encontrado en su camino al olimpo.

“Hubo momentos en los que pensé retirarme porque no me salían las cosas y no tenía apoyo, hoy lo veo en retrospectiva y creo que todo ha valido la pena. No ha sido de gratis luchar tanto”, añadió Castillo.

La seleccionada presentará en Tokyo las mismas rutinas que ejecutó en el Panamericano brasileño, pero en las semanas que restan para su debut olímpico, las utilizará para perfeccionar su técnica y buscar una última competencia fuera del país.

“Sólo falta hacerle unos cambios al traje que uso para la prueba de listón, ya no hay tiempo para hacer más modificaciones, solo afinar detalles. Tengo sentimientos encontrados por hacer historia en mi deporte y espero que en Japón pueda hacer unas rutinas sin errores como sucedió en el Panamericano de Brasil”, concluyó.

Por admin

Deja un comentario