El boxeador Santos Saúl Álvarez Barragán habla del secuestro de uno de sus hermanos, de la acusación de asesinato de otro de ellos, de su derrota ante Floyd Mayweather y de que le dió Covid poco antes de su pelea ante Yildirin

El tetracampeón y siempre polémico Saúl «Canelo» Álvarez entra una vez más al negocio del espectáculo, ahora en la modalidad de un reality en la serie ‘In Depth with Graham Bensinger’El episodio completo se estrenará en todo el país este fin de semana, es un recorrido en video de la mansión del Canelo en Guadalajara y su rancho de caballos.

Lo más relevante fue en 2018 cuando pasó tres días negociando en privado la liberación de su hermano secuestrado, solo días antes de una pelea en Nueva York, tuve que pelear ese sábado, y mil entrevistas y todo y nadie supo nada de esto… Me ven ahí arriba y me dicen: ‘Vaya, es muy fácil’. Pero nada es fácil en esta vida. Todo es difícil….”No le dijo nada a la policía porque quizás ellos estuvieron involucrados en esa situación, consideró.

El actual campeón universal supermedio WBC/WBA se quejó de la inseguridad en México, quisiera llevarse a su familia a Estados Unidos, pero todos tienen su vida aquí.

Otro aspecto relevante fue en 2012 cuando su hermano Víctor Manuel «paletas» Álvarez fue acusado de homicidio, al final se demostró que no era cierto, pero la acusación le afectó mucho por ser una persona pública.

De la pelea que perdió ante Floyd Mayweather, en septiembre de 2013; comentó que noquearía a Floyd en una pelea hipotética, en la que volvieran a enfrentarse en sus mejores momentos. “(Floyd) no querría nada conmigo. Si ambos estuviéramos en nuestro mejor momento, nuestro mejor, mejor momento, él no tendría nada que ver conmigo. Nada … lo dejaría inconsciente”. Según él.

Lo que no menciona es lo que siempre le han cuestionado, de elegir a oponentes a modo, que no representan peligro para dejar el trono.

Finalmente habló de que tuvo Covid-19 en enero pasado, a solamente seis semanas de su pelea con Avni Yildirim. “Empecé primero sin sentido del olfato y del gusto. Me hice la prueba y tuve que estar 15 días en aislamiento, porque mi esposa también lo tenía. Pero no se lo dije a nadie porque realmente no sentía nada. No tenía otros síntomas, excepto lo que dije: ni sabor ni olor. Pero tuve Covid, y después de que me recuperé, hice la prueba nuevamente. Fui a San Diego y entrené sólo durante un mes.

A los 7 años se subía a los camiones para vender las paletas que su padre hacía; mientras que en la escuela su situación era complicada porque no le gustaba.  agradece que el boxeo haya aparecido en su camino, porque “el no haber estudiado hubiera sido un gran error.

En ocasiones jugaba futbol, incluso lo quisieron meter en las inferiores del Atlas, pero el boxeo ya existía en su vida, por lo que ya tenía definido qué deporte quería practicar.

Por admin

Deja un comentario