El pesista jalisciense José de Jesús Castillo Castillo está encaminado a llegar a los Juegos Paralímpicos de Tokio de la mejor forma posible, por lo que a más de un año de inactividad competitiva por la pandemia obligada por el covid-19, regresará a los escenarios deportivos en Bogotá, Colombia.

“Este evento es el primero que tenemos después de la pandemia, que provocó la cancelación de múltiples eventos relacionados al powerlifting, así que llegamos emocionados después de tanto tiempo sin actividad. Mi último evento fueron los Juegos Parapanamericanos en Lima, Perú, y siempre regresar a competencias es emocionante. Ya siento las ganas de entrar en acción, me siento bien física y anímicamente y esperamos dar el mejor resultado», dijo el medallista de bronce en Río 2016 y campeón parapanamericano en Lima, quien asiste a esta Copa del Mundo como parte del trámite obligado a los clasificados a Tokio.

«Este evento es el último filtro hacia los Juegos Paralímpicos 2021 y vinimos a cumplir con el requisito. La expectativa es lograr una buena competencia y dar el mejor resultado posible como siempre tratamos de hacerlo», dijo el pesista jalisciense, quien alcanzó una marca de 235 kilogramos en el Campeonato Mundial de Kazajistán en 2019, logrando así colocarse en zona de clasificación paralímpica.

«Ya estoy clasificado prácticamente a los Juegos de Tokio. Debía cumplir con una competencia más y nos decidimos por esta Copa del Mundo en Bogotá, para cumplir con ese requisito y esperar a que el Comité Paralímpico Internacional haga oficial mi pase porque ya di la marca, misma que me coloca en el segundo lugar del ranking mundial», finalizó.

Por admin

Deja un comentario