Las clavadistas Dolores Hernández Monzón y Carolina Mendoza Hernández, cerraron su participación en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, con un cuarto sitio en la final de tres metros trampolín sincronizados, competencia que tuvo como escenario el Centro Acuático de la capital japonesa, que lució sus gradas vacías, ante la ausencia de público, debido a las medidas sanitarias por el virus SARS-CoV-2 (covid-19).

En el primer día para los clavados, nuestro país estuvo presente con Dolores Hernández y Carolina Mendoza, que, tras ejecutar las cinco rondas reglamentarias, obtuvieron el cuarto sitio con una puntuación de 275.10 unidades. 

El puesto de honor se lo llevó la pareja de China, que acumuló 326.40 puntos; dejando la plata a las representantes de Canadá con 300.78 y el bronce fue para Alemania con 284.97 unidades. 

Sobre su participación en lo que fue su segunda justa olímpica, tras Londres 2012, Mendoza Hernández se mostró satisfecha y contenta con el resultado obtenido en esta competencia.  

“Estamos muy contentas; nos quedamos a pocos puntos de la medalla, nos ganamos nuestro lugar para las series mundiales”, compartió la clavadista neoleonesa, al finalizar su competencia en tierras niponas. 

La actividad para la selección mexicana de clavados, continuará con la presentación de José Diego Balleza Isaías y Kevin Berlín Reyes, en la final de plataforma 10 metros sincronizados, prueba en la que buscarán el podio olímpico. 

Por admin

Deja un comentario