Con 10 años de experiencia en el tenis de mesa, Clío Bárcenas Escalona, ha ido forjando su camino en un deporte en el que inició como un pasatiempo de su niñez, pero que poco a poco se convirtió en parte fundamental de su vida, y hoy, convertida en una de las mejores tenimesistas del país con experiencia nacional e internacional, se encuentra cerca de clasificar a los primeros Juegos Panamericanos Juveniles que se realizarán del 9 al 19 de septiembre en Cali.

La quintanarroense, de 18 años, fue de una de las ganadoras de las plazas para la selección mexicana que se disputaron durante el Selectivo Nacional de Tenis de Mesa que se desarrolló hace unos días en Guadalajara, Jalisco rumbo al proceso clasificatorio a la justa multidisciplinaria de América.

Con el primer lugar, Bárcenas Escalona, compartió a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) que su actuación en tierras tapatías fue un importante logro, pues sabe que al salir triunfadora se acerca con más fuerza a los Juegos Panamericanos Juveniles, un evento que, aseguró, es un gran paso para impulsar el talento deportivo desde edad temprana a nivel continental.

“Yo no sabía acerca de ellos, cuando me entere pensé que por la pandemia no serían posible, pero ahorita que ya se jugó el Selectivo caí en la cuenta de que están más cerca y me emociona pensar que podría ser parte de la primera edición de unos juegos panamericanos juveniles, creo que es un gran paso que ya se esté tomando en cuenta el talento deportivo desde edades juveniles a ese nivel, me siento muy contenta porque se visualizan como un gran evento”, señaló.

Asimismo, el selectivo nacional organizado por la Federación Mexicana de Tenis de Mesa (FEMETEME) en Guadalajara marcó el regreso a las competencias de Clío Bárcenas tras un año en completa pausa debido la pandemia por covid-19 y aunque los nervios la traicionaron en la primera fase al quedar en tercer lugar, salió avante al terminar por hacerse de la primera llave Sub 21.

“Me siento super feliz, no me la creía porque los nervios me ganaron muchísimo en ese torneo al momento de jugar, pues fue el primero después de un año de pandemia y en la primera jornada quedé en tercer lugar, eso me hizo sentirme más insegura de mi juego, pero mi profesor habló conmigo y me motivó, cuando estaba en la final pensé ‘es ahora’, pues al día siguiente estaría imposible porque sería cuando todas las niñas irían por la última oportunidad (segunda llave)”, mencionó. 

Con el resultado que le elevó el ánimo, ahora la joven tenimesista, que cuenta con una beca deportiva de CONADE y que ha sido parte de la selección nacional en sus categorías menores (Sub 11, 13, 15 y 18), pero que también del equipo mayor en 2019 cuando consiguió su lugar para asistir a los Juegos Panamericanos Lima 2019, tiene la mirada puesta en el primer compromiso internacional de la FEMETEME que será el Campeonato Centroamericano Sub 15 y Sub 19 a realizarse el próximo mes en Guatemala.

“Desde los 10 años he sido sobresaliente en esta disciplina y deseo se tome más en cuenta el tenis de mesa para que se destaque, ahora tengo una beca de CONADE y de mi estado, eso me impulsa a ser cada vez mejor en mi deporte, porque me siento muy orgullosa de representar a mi país en todos los torneos internacionales”, detalló.

La tenimesista radicada en Cancún destacó que, a su corta edad, el camino de destacar en su disciplina no ha sido fácil, pero aseguró que aún queda mucho por demostrar y crecer, pues desde el 2013 que participó en su primera Olimpiada Nacional “todo empezó a crecer en mi carrera deportiva, ya pasaron ocho años de eso y ha sido un recorrido largo”, comentó Bárcenas, que sus habilidades la han llevado a ser campeona nacional infantil y juvenil.

Por admin

Deja un comentario