COBRAN DIVIDENDOS
Los jefes de la escudería Red Bull comienzan a cobrar los dividendos por la inversión hecha al contratar en su alineación al tapatío Sergio “Checo” Pérez, al mismo tiempo, habrán caído en la cuenta de que el no utilizar al mexicano como “conejillo de indias”, sino por el contrario, ofrecerle la debida atención y un tratamiento acorde a sus capacidades, les permitirá alcanzar el objetivo de volver a coronarse campeones mundiales.


En la prueba de Mónaco quedó demostrado que el apoyar a Sergio con una estrategia para llevarlo a la punta, les favorece mucho más que simplemente tenerlo a la zaga de su primer piloto. El resultado quedó a la vista con la cuarta posición de Sergio que en conjunto con la victoria de Max Verstappen, en una sola jugada, catapultaron a la escudería al primer lugar del campeonato de constructores, capitalizando los errores de los rivales, pero, sobre todo, sacando todo el jugo al potencial de sus autos y pilotos.


El día de hoy, ya se llevaron a cabo las prácticas libres uno y dos del fin de semana del G.P. de Azerbaiyán, sexta ronda de la campaña. Por primera ocasión en su carrera como piloto, Max Verstappen llega como líder del campeonato, escoltado por un Sergio Pérez que, desde el inicio de la temporada, ha demostrado su valor y experiencia, generalmente ubicado como un estupendo gestor en durabilidad de neumáticos, sin embargo, de siempre Sergio también ha mostrado un fuerte y consistente ritmo de carrera.


El día de hoy, Max y Sergio han dejado claro que aprovecharán al máximo el avance que han logrado en Red Bull, tanto en desempeño del chasis como en potencia de motor, y ahora son ellos quienes toman ventaja de las debilidades, especialmente del agarre del que están padeciendo los Mercedes luego de las modificaciones en el reglamento para la parte trasera de los monoplazas.


En circuitos callejeros como el de Mónaco y ahora el Bakú, el “downforce” es vital. En cuestión de motor, en Mónaco no es tan determinante, pero ahora en Baku sí lo es, y queda como muestra que Ferrari vuelve a colocar a Lecler y Sainz en la punta de los tiempos, precisamente también por haber mejorado la potencia de su motor para esta temporada. La potencia del motor Mercedes, permite a las flechas plateadas defenderse de sus rivales, en tanto resuelven sus problemas de chasis. La aerodinámica en Red Bull, Ferrari y McLaren por ahora se ve mejor.


Un factor importante a cuidar en este fin de semana serán los frenos y como pocas veces, los neumáticos no serán factor de cuidado debido a lo poco abrasivo del pavimento de las calles de Bakú. Quien llegue a tener problemas con los neumáticos, será el resultado de una errónea puesta a punto o de que aún no se ha logrado el óptimo desempeño aerodinámico del chasis.


Por lo visto el día de hoy en las dos prácticas con Max y Sergio como líderes, no solo a una sola vuelta, sino también con carga de combustible y ritmo de carrera, lo que podemos esperar en condiciones normales sería primero, en la calificación partiendo en primera línea

Max Verstappen y considerando el potencial de Lewis Hamilton más que el de su monoplaza, le acompañaría en la segunda plaza de partida y en la segunda línea, Sergio Pérez con un Ferrari a lado; y como resultado para la carrera del domingo se puede visualizar una nueva victoria para Max Verstappen, el británico tendría que ser segundo y finalmente Sergio Pérez habrá de conseguir su primer podio con la escudería austriaca, no sin antes luchar fuerte, como lo hemos visto en las carreras anteriores, ante los Ferraris, los McLarens y un desangelado Valteri Bottas.

Deja un comentario