El próximo domingo 24 de enero, se jugará la final de la conferencia americana de la NFL, donde se medirán, Kansas City Chiefs y los Buffalo Bills, pero, ¿Quién de los dos tiene más para ser el campeón?

Los jefes de Kansas City, están ligando su tercera participación consecutiva en el juego de campeonato divisional, además de ser los actuales campeones del Super Bowl, los jefes, llegan a la final de la conferencia, después de derrotar 22-17 a los Cleveland Browns, en un partido que se complicó más de lo que se esperaba, pero las cosas no se quedan aquí, el quarterback estelar Patrick Mahomes, sufrió una conmoción cerebral durante el encuentro, lo que pone en duda si podrá jugar el domingo, ya que el tiempo promedio de recuperación es de entre 5-7 días.

Siendo que Patrick pudiera participar en el juego, la realidad es que no estaría a su 100%, y como lo vimos en el partido contra Browns, la ausencia de Mahomes, representa una baja en el nivel de juego del equipo.

Por otra parte, los Bills de Buffalo, llegaron a la final, después de derrotar 17-3 a Baltimore Ravens, jugando un muy buen partido a la defensiva para controlar las jugadas de acarreo de Lamar Jackson, permitiendo solamente 3 puntos, pero a la ofensiva, el equipo quedo a deber un poco de acuerdo a lo que habían mostrado en la temporada regular.

Pero vale la pena recalcar, la mejoría enorme del equipo de Buffalo, que veníamos viendo desde la temporada pasada que lograron calificar a Playoffs, que se consolidó esta temporada al ser campeones divisionales después de 25 años y llegar a la final de conferencia, de igual forma la enorme mejora que ha tenido el quarterback Josh Allen, que paso de tener el peor porcentaje de pases completos, a estar en esta temporada entre los mejores 5, teniendo actuaciones destacadas en cada partido.

Para el juego, la moneda esta en el aire, mucho depende de que tanto logre recuperarse Patrick Mahomes, lo que es una realidad, es que los Bills, llegan a este partido con todo que ganar y nada que perder, ocurre totalmente diferente con Kansas, que llega con la presión de mantener lo que muchos ven como un nuevo imperio de dominio de los Kansas City Chiefs. 

Deja un comentario