Hirving ‘Chucky’ Lozano llegó al Napoli hace tres años como el fichaje más caro del equipo hasta ese entonces, a petición expresa de Carlo Ancelotti, quien abandonó el banquillo meses después. Con la llegada de Gennaro Gattuso, el mexicano tuvo que luchar contra corriente para ganarse un lugar y ahora, con Luciano Spalletti tampoco ha encontrado regularidad.

El mexicano ha estado envuelto en la polémica en varias ocasiones y en el partido de la Copa de Italia ante la Fiorentina fue expulsado, por lo que fue duramente criticado por Liberato Ferrara en su editorial en el sitio de 87TV.

«Tenía que ser el punto fuerte de la gestión Ancelotti. El mexicano costó 40 millones y en cambio fue un fiasco total. Desde que llegó ha habido más nubes en México para el escurridizo jugador del Napoli», publicó.

Chucky Lozano ha anotado 23 goles en 103 encuentros y durante poco más de dos años no ha logrado la regularidad deseada por la directiva napolitana.

«El Napoli creyó que había comprado un campeón y en su lugar compró un jugador normal. Lo único que puede hacer es correr detrás de una pelota. En la memoria reciente, el jugador no ha marcado un gol memorable o incluso goles decisivos. Presentado con bombos y platillos en una rueda de prensa, quizás la única de un jugador comprado por el Napoli, defraudó las expectativas. Un paquete de regalo, junto a Manolas, traído por Ancelotti», añadió Ferrara.

Por admin

Deja un comentario