No solo tuvo dos descuidos defensivos que se reflejarin en el marcador, Cruz Azul y su director técnico Juan Reynoso tuvieron una bronca fenomenal en el vestidor, arrancaron ganando muy temprano con el gol de Lucas Passerini apenas al minuto 4,  sin embargo los celestes no supieron manejar los tiempos del partido y cayeron 2-1 contra el club que estaba de colero en la tabla.

Los celestes están sumergidos en una mala racha y este partido ‘caló hondo’ en el vestidor de los Chemos, el mismo Juan Reynoso reveló que sus pupilos terminaron con un sentimiento de bronca por perder un partido que parecía a modo para romper la ola de empates en los anteriores tres juegos.

«Hoy es un cementerio el vestidor y los únicos que podemos revertir somos nosotros. Pedirle una disculpa a la gente por el resultado. El jueves nos jugamos una parte importante del semestre”, expresó Reynoso.

Si algo le dolió a la Máquina, fue perder con el último lugar del campeonato. Su visita a Ciudad Juárez se salió totalmente de los presupuestado, sin embargo, el entrenador andino, reconoció que no es momento de cambiar el discurso y deben de mantenerse firmes con la idea de que el campeón debe de ganar cada partido que encaren.

“Creo que el discurso no puede cambiar, este equipo necesita ganar siempre y la estadística muestra que no lo hemos hecho, hemos quedado cerca, por lo competitivo que somos estamos preocupados y trabajando desde varias fechas, pero sabemos que es futbol y esas rachas pasan. Necesitamos recuperarnos”, declaró el peruano.

No obstante, el sentimiento de derrota y de molestia fue inevitable sobre todo porque la derrota se dio por dos descuidos en pelotas paradas. 

Por admin

Deja un comentario