La maratonista mexicana Úrsula Sánchez fue la mejor clasificada nacional en la maratón de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, se ubicó en el puesto 64, sin embargo en el ámbito personal fue un triunfo por dejar atrás a un marido golpeador.

Registró un tiempo de 2 horas y 45 minutos para completar los 42 kilómetros en Sapporo, pero eso no es nada comparado con los obstáculos que la jalisciense de 33 años tuvo que padecer junto con su hija Zoé de 6 años a quien le dedicó la justa olímpica.

«Desde la adolescencia soy una mujer independiente, he vivido en lugares sola, el error de las mujeres es creer que debemos soportar una vida de tristeza, de golpes y de sufrimiento por tus hijos. Al contrario, por ellos debes de salir de ahí. Y a veces pensamos en aguantar al hombre porque es tu esposo y el padre de tus críos, pero a larga todos sufrimos», declaró.

Por admin

Deja un comentario