Destacan en las finales Jennifer Carrillo, Héctor Aguirre y Rogelio Romero, quienes se coronaron en sus respectivas categorías en el CDOM

Este martes terminó la sexta edición del Festival Olímpico de Boxeo (FOB) después de seis jornadas de intensa actividad, en las cuales más de 600 pugilistas de todo el país, en ambas ramas, sacaron sus mejores golpes en pos del campeonato en las distintas categorías. 

Al cierre del torneo que organizó la Federación Mexicana de Boxeo (FMB), entre los seleccionados nacionales el mexiquense Héctor Octavio Aguirre Martínez, en los 75 kg, y el chihuahuense Rogelio Romero Torres, en los 86 kg, fueron de las figuras a seguir en la rama varonil, quienes sumaron una victoria a más a su carrera y dieron un paso adelante con miras a los Juegos Olímpicos París 2024. 

“Logramos el campeonato y ahora a seguir trabajando para el cambio de peso, es una de las metas inmediatas después del Festival”, comentó Romero, quien venció en el segundo round a Fernando Mendoza, de la Ciudad de México; apenas bajó del ring, Rogelio fue “acorralado” por una decena de juveniles que querían tomarse la foto del recuerdo. 

Por su parte, Aguirre y la nutrida porra de amigos y familiares que lo acompañaron, celebraron con gritos a todo pulmón el título en el cuadrilátero instalado en el gimnasio principal del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM). 

“No hay más que seguir trabajando, se nos dieron las cosas y vienen compromisos, hay que descansar unos días para ajustar los planes para lo que resta del año, ojalá tengamos más torneos que nos permitan foguearnos”, agregó Aguirre, quien superó, también en el segundo asalto, al chihuahuense Manuel Orlando Muñoz. 

En la rama femenil, la coahuilense Jennifer Carrillo, plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud Argentina 2018, superó en los 57 kg a Dulce de la Rosa y mantiene su plan de seguir el proceso que le permita llegar a París 2024. 

En el marco del Festival, Ricardo Contreras Hernández, presidente de la FMB, agradeció la asistencia de Alfonso Zamora Quiroz, plata en Múnich 1972 y ex campeón mundial gallo, quien entregó el trofeo de mejor peleador a Emilio Reducindo Aguayo, juvenil de Baja california Sur que estuvo acompañado de su papá, del mismo nombre, ahora ex profesional. 

“Son torneos indispensables, productivos, de aquí salen las nuevas generaciones del boxeo olímpico, el CDOM es la casa del deporte en México, aquí han caminado todos, todo debe de hacerse aquí”, indicó Zamora tras entregar el reconocimiento al novel Reducindo. 

Contreras destacó el exitoso retorno del boxeo al CDOM con más de 600 peleadores, acompañados de entrenadores, amigos y familiares, quienes en conjunto avivaron las instalaciones durante una semana. 

“Estamos contentos con las finales del sexto Festival Olímpico de Boxeo, del cual tendremos muchos nuevos valores y prospectos para nuestra selección nacional”, subrayó Contreras.

Por admin

Deja un comentario