El aguador también tenía su día en el que era festejado: el 3 de mayo, Día de la Santa Cruz, el cual compartía con los albañiles. También festejaban el Sábado de Gloria, ya que antes la tradición era no bañarse durante la Semana Santa hasta el Sábado Santo, día en que se volvía a usar agua para el aseo personal.

Además de los náuticos, no hay ningún deporte que necesite tanta agua como el ciclismo. Hay etapas en que los cuerpos tienen que drenar seis litros. El humilde oficio de los aguadores, los ciclistas que acarrean agua para los líderes, es imprescindible. El ciclista aguador es como un zahorí en el desierto. El pelotón ofrece una imagen de medusa que se contrae y dilata, una masa viscosa de células uniformes. Pero en su interior hay lazos funcionales de la máxima importancia. Si fallasen los aguadores, la carrera se marchitaría como una hiedra en el asfalto. El de aguador es un oficio de aprendices. Llevar agua en el botijo es la primera misión del niño labrador o albañil. Detrás de todo gran ciclista hay una memoria de aguador. Por eso las ceremonias de final de etapa son tan poco exultantes. El ganador agita la botella de champaña como si fuese gaseosa. Y luego, a solas, bebe religiosamente agua.-

Un aguador o aguatero (en América) es la persona que vende y distribuye agua entre la población.1​ Durante siglos fue una ocupación muy popular, cuando el suministro de agua corriente no estaba generalizado. Se reunían en las principales fuentes de las ciudades para abastecerse de agua y distribuirla a las casas de los compradores o venderla por la calle. De variada tipología, ha quedado noticia de aguadores que además de agua corriente, vendían aguas aromatizadas y refrescos.​ Entre los ilustres aguadores de la literatura española, estuvieron el Lazarillo de TormesEstebanillo González y Guzmán de Alfarache,​ y entre los de la historia de la pintura española, La aguadora goyesca y El aguador de Sevilla, de Diego Velázquez.

El aguador o utillero es quien porta el material deportivo en los partidos y entrenamientos. Como se suele decir habitualmente «es el que lleva las toallas», el agua por supuesto o una bebida energética.

Por admin

Deja un comentario