En México se instituyó desde 1992, que el 22 de febrero se festejaría a los cronistas deportivos, esta iniciativa surgió en el seno de la Federación Mexicana de Cronistas Deportivos, (FEMECRODE) y motivó varias de las asociaciones afiliadas a Federación a celebrar este día con diversas actividades.

Varias de la Asociaciones afiliadas a FEMECRODE festejan con diversas actividades en febrero el Día del Cronista Deportivo para recordar que el organismo se constituyó un 22 de febrero de 1992 en un salón del hotel Plaza Galería del Distrito Federal con la participación de delegados de diez entidades y como testigo de honor estuvo el entonces presidente de la Confederación Deportiva Mexicana y de la Comisión Nacional del Deporte, Raúl González Rodríguez.

Los comentaristas o cronistas deportivos son los que le ponen «sabor al caldo», la pimienta y la sal a los partidos a los juegos, algunos narran, otros aportan datos estadísticos, otros más describen o rememoran los detalles de algún jugador, de algún equipo. Aunque algunos aficionados preferirían que no hubiera más que la transmisión en si, sólo con sonido ambiental, para todo hay gustos.

Los cronistas deben ser apasionados, gritar con emoción algún gol, anotación o jugada importante, eso ayuda al público a «meterse» a «vivir» el encuentro deportivo. Algunos tienen sus filias y sus fobias, y se llega a notar, aunque deben ser neutrales, les gana su corazoncito, incluso en su afán por ganar «rating», la tendencia es que caen en el payasismo, se hacen los cómicos, algunos tienen gracia y otros para nada.

Varios de ellos, en su mayoría hombres todavía, han puesto apodos a los jugadores, que se les queda para toda la vida, más allá del retiro, la cuestión es que no deben ser rebuscados, deben ser originales y con eso la afición los identifica y los recuerda con cariño.

A varios se les recuerda por frases características que incluso las aplican ya por sistema. Algunos son ex futbolistas, ex beisbolistas y así. Hasta su acento extranjero le da cierto toque a sus narrativas.

Por admin

Deja un comentario