Cada 8 de mayo desde 1975 se celebra el Día del Entrenador Deportivo, luego de que el dirigente del Movimiento de Entrenadores Deportivos de Venezuela junto a un grupo de profesores, se declararan en huelga de hambre. La acción generó que el presidente en ese entonces, Carlos Andrés Pérez, bajo primer mandato presidencial, reconociera las reivindicaciones sociales solicitadas, al cumplir con las exigencias demarcadas por los trabajadores del deporte.

Para llegar a la meta, lograr la victoria, ganar títulos y medallas, se necesita a ese personaje que planifica, organiza, ejecuta y evalúa cada actividad que debe hacer un deportista para lograr sus objetivos, además de estar ahí como amigo y, muchas veces y para muchos atletas, como un padre.

El entrenador, profesor, preparador e instructor, es el encargado de formar a un guerrero deportivo dotándolo con técnicas y estrategias que lo llevarán al camino del logro. Es una figura que marca la vida del competidor, empleando valores como la disciplina, perseverancia, constancia y compromiso.

El enfoque del entrenador deportivo gira en torno al buen desempeño de su aprendiz, él lo lleva a perfeccionar la técnica y a tener estrategias para triunfar en el juego de manera individual o colectiva; en muchos de los casos, estos profesionales asumen un gran compromiso con su “equipo” y dedican sus vidas a formar primeros lugares en sus categorías y disciplinas, pero no solo forman un deportista de primer nivel, sino que también cumplen un rol importante formándolos como personas que aporten a su sociedad y representen lo mejor del país.

¡Feliz día a todos los entrenadores que contribuyen con el desarrollo integral de nuestros deportistas!

Por admin

Deja un comentario