El 27 de enero de cada año se celebra el día del nutriólogo, fecha creada por la Asociación Mexicana de Nutriología (AMN), ya que ese día fue el que la Asociación se registró ante la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, por lo cual la Directiva de la AMN, acordó que en esa fecha se celebraría el Día del Nutriólogo.

En México existe un déficit de especialistas en nutrición ya que existen un promedio de 2.4 nutriólogos por cada mil habitantes. Factor que junto con la pobreza extrema principalmente en el sur del país, el encarecimiento de los productos básicos, la falta de actividad física, la proliferación de alimentos chatarra, entre otros influyen en los malos hábitos alimenticios del mexicano, pues carece de la orientación y necesaria para llevar una dieta equilibrada.

Asistir al nutriólogo no sólo implica obtener una dieta para mantener un cuerpo delgado, es además, aprender a llevar una alimentación saludable para poder mejorar los hábitos de alimentación, evitando así las diferentes enfermedades que la mala alimentación produce. Convirtiendo la visita al nutriólogo en una necesidad para de ésta manera mantenerse saludables, mejorando la calidad de vida, lejos de ser un lujo estético.

El 27 de enero de cada año se celebra el día del nutriólogo, fecha creada por la Asociación Mexicana de Nutriología (AMN), ya que ese día fue el que la Asociación se registró ante la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, por lo cual la Directiva de la AMN, acordó que en esa fecha se celebraría el Día del Nutriólogo.


De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en México existe un déficit de especialistas en nutrición ya que existen un promedio de 2.4 nutriólogos por cada mil habitantes. Factor que junto con la pobreza extrema principalmente en el sur del país, el encarecimiento de los productos básicos, la falta de actividad física, la proliferación de alimentos chatarra, entre otros influyen en los malos hábitos alimenticios del mexicano, pues carece de la orientación y necesaria para llevar una dieta equilibrada.

Asistir al nutriólogo no sólo implica obtener una dieta para mantener un cuerpo delgado, es además, aprender a llevar una alimentación saludable para poder mejorar los hábitos de alimentación, evitando así las diferentes enfermedades que la mala alimentación produce. Convirtiendo la visita al nutriólogo en una necesidad para de ésta manera mantenerse saludables, mejorando la calidad de vida, lejos de ser un lujo estético.

Por admin

Deja un comentario