El 19 de abril, desde el año 1985, se celebra en diversas partes del mundo el Día de la Bicicleta. Se dice que esta fecha se empezó a conmemorar a raíz de que el químico suizo Albert Hofmann, ingirió un químico con el que experimentaba, llamado “LSD” (Dietilamida de Ácido Lisérgico) el cual tiene efectos psicotrópicos.

Dicen que Albert Hofmann viajó un 19 de abril en su bicicleta bajo los efectos de este químico, narrando posteriormente su travesía en bicicleta bajo los efectos del LSD de la siguiente manera: “poco a poco comencé a disfrutar de una sucesión de colores y formas sin precedentes, aun con mis ojos cerrados. Fantásticas imágenes caleidoscópicas surgían en mí, alternantes, variadas, se abrían y cerraban en círculos y espirales, y explotaban como fuentes de color, se reordenaban y mezclaban en un flujo constante”.

Este peculiar suceso acontecido en 1943, fue considerado en su momento un avance para la ciencia psiquiátrica, sin embargo fue hasta 1985 cuando el profesor estadounidense Thomas B. Roberts en el condado de DeKalb (Illinois, Estados Unidos), inició con la peculiar celebración del “Día de la Bicicleta” en conmemoración al descubrimiento de Hofmann.

Si bien el día de la bicicleta no es celebrado a la fecha por Naciones Unidas o declarado día nacional por el gobierno de México, cada vez cobra más fuerza su conmemoración a nivel mundial; la misma se asocia al deporte y a las ciudades con menor índice de vehículos automotores para mitigar los diversos conflictos conocidos a la fecha derivados de su exceso.

Si celebras el día de la bicicleta rodando o te trasladas en este artefacto en tu día, recuerda que según algunas leyes estatales de Movilidad y Transporte, los ciclistas también pueden transitar por ciertas vialidades como un vehículo automotor y en síntesis tienen los siguientes derechos (entre otros): En Puebla se han implementado las ciclo vías para dar mayor seguridad a los usuarios de las «biclas», aunque a los automovilistas no les gustó mucho por que consideran que les quitó espacio .

– De una movilidad segura y preferencial antes que el transporte público y particular

– Transitar por el centro del primer carril de la derecha

– Transitar sobre dos carriles cuando se trate de grupos de más de cincuenta ciclistas, estos grupos podrán peticionar adicionalmente el apoyo de la Secretaría y el auxilio de los cuerpos de seguridad.

– Circular entre carriles cuando: a) El tránsito esté detenido y pretenda reiniciar su marcha b) Necesite rebasar un vehículo que esté detenido en el carril sobre el que circula c) Necesite rebasar un vehículo de transporte público, que esté subiendo o bajando pasaje

– Contar preferencialmente con áreas de espera ciclista al frente del carril en toda su anchura para reiniciar la marcha en posición adelantada

– Trasladar su bicicleta en las unidades de transporte público colectivo que cuenten con los aditamentos para realizarlo (eso en ninún municipio de Puebla lo tienen los camiones, incluso es difícil que te dejen subir con la bici)

– Contar con vías de circulación suficientes, seguras e interconectadas. Disfrutar de su uso exclusivo

– Gozar de preferencia de paso sobre el transporte público y particular en los siguientes supuestos: a) Que teniendo el derecho de paso de acuerdo con el ciclo de semáforo no alcancen a cruzar la vía b) Que se encuentren circulando por una vía, en la cual los vehículos dan vuelta a la derecha, por lo que el automóvil deberá esperar detrás del ciclista hasta que el mismo haya cruzado la otra arteria vial c) Que se encuentren circulando por una ciclovía y los vehículos particulares pretendan cruzarla

– Circular por todas las vialidades del estado a excepción de los carriles de alta velocidad y vialidades que estén expresamente prohibidas mediante señalización.

Puebla cuenta con 10 kilómetros de ciclovías que han coadyuvado en fomentar el uso de las bicicletas, pero aún falta mucho, pues hasta el momento únicamente se utilizan como vías recreativas y no como un medio de transporte, consideró Giovani Sayas consultor de movilidad no motorizada.

Giovani Sayas dijo que faltan, por lo menos, 30 años para lograr que en Puebla, 50% de los habitantes utilicen la bicicleta como medio de movilidad.

A comparación de la Ciudad de México, que lleva una década con sistemas de traslado para los ciclistas, en el estado apenas se elaboran proyectos y se implementan para su uso, mencionó.

Por admin

Deja un comentario