Cada 26 de abril, celebramos el Día Mundial de la Propiedad Intelectual para conocer la función que desempeñan los derechos de propiedad intelectual (PI) en el fomento de la innovación y la creatividad. La innovación y la creatividad son los motores fundamentales en el mundo del deporte.

En todos los ámbitos del deporte, los inventores y creadores trabajan entre bastidores para sobrepasar los límites de las posibilidades, crear nuevas oportunidades para que los atletas mejoren sus marcas y fomentar una mayor participación y disfrute en el deporte.

Toda empresa nace de una idea. Cada día operan por todo el mundo millones de pymes, y todas y cada una de ellas nacieron a partir de una idea que cobró forma en la mente de una persona y se hizo paso hasta llegar al mercado. Una idea que se nutre y fomenta con ingenio, conocimiento y estilo se convierte en un activo de PI, el cual tiene la capacidad de impulsar el desarrollo empresarial, la recuperación económica y el progreso humano.

En el ámbito del deporte puede observarse muy bien cómo funciona la propiedad intelectual (P.I.).  Las patentes fomentan los avances tecnológicos que a su vez tienen como resultado mejores equipos y material e innovaciones relacionadas con el deporte. A su vez, las marcas y los diseños confieren una identidad distintiva a los eventos deportivos, equipos, jugadores y ropa deportiva. Los derechos conexos al derecho de autor permiten generar los ingresos necesarios para que los organismos de radiodifusión inviertan en la costosa iniciativa, desde el punto de vista organizativo y técnico de radiodifundir eventos deportivos a millones de fans de todo el mundo. Los derechos de P.I. son objeto de acuerdos de comercialización y concesión de licencias que a su vez generan ingresos que fomentan la industria del deporte.

Es así como surgen patentes con innovación tecnológica, prendas inteligentes.

Por admin

Deja un comentario