Diana Elizabeth Anguiano Diaz, jugadora del Puebla Femenil considera que se han hecho predecibles los duelos ante las regias, tanto con Rayadas como con las felinas, por lo cual se debe hacer algo para cambiar esto, tenemos lo suficiente para poder vencer a Tigres el próximo rival, su vulnerabilidad es que no regresan pronto, seremos contundentes arriba si hacemos desdobles rápidos, señaló en entrevista remota.

La originaria de Guadalajara Jalisco dijo que catapultarán para que les vaya bien en el volcán, aunque apenas inicia el torneo, se deben mejorar las fallas, ser ordenadas y comunicarse. La posición de defensa central, aunque generalmente es de medio campo, respondió que será habitual el estar en el cuadro bajo, es una posición que le gusta, ya la ha jugado antes y si ya se queda ahí, es una decisión que tome la dirección técnica junto con ella.

De la situación del Covid-19, informó que les hacen pruebas cada quince días, todas y todos se tienen que cuidar, estar en la mejor disposición si alguien se contagiar, ocupar ese puesto en la cancha. Si alguien se siente mal, es aislada, quizá la atención médica inmediata no es posible por la economía.

SEMBLANZA

Cuando tenía 8 años comencé a jugar fútbol con mis familiares por hobby, después ingresé a un equipo de niños en el cual estaban mis primos, los partidos eran en canchas de tierra. «Con niños jugué hasta que tenía 14 años, antes de cumplir 15, me invitaron a participar con un equipo femenil «COMUDE ZAPOPAN», en el segundo partido un entrenador de la preparatoria de Tec de Monterrey me invitó a un tipo de visoria para formar parte de un Centro de Formación (CEFOR) de Selección Nacional, el cual estaba a cargo el profesor José María Padilla Córdova y Jorge Gómez como preparador físico. Asistí a la visoria y al pasar el tiempo de evaluación logré quedarme en el plantel, ahí participábamos en la Liga Cordica y en diversos torneos como Copa Chivas», agregó.

Meses más tarde le llegó una convocatoria de la Federación Mexicana de Futbol para asistir al Centro de Alto Rendimiento ya que formarían la Selección sub 15. Después de varias concentraciones, le tocó formar parte de la lista final de 18 jugadoras que participaron en los Juegos Olímpicos de la Juventud, los cuales se llevaron a cabo en Nanjing, China; obtuvieron medalla de bronce al vencer 3-1 a la escuadra de Eslovaquia, en este encuentro hizo auto gol.

En febrero de 2015, participó en un cuadrangular en Los Ángeles, California con Selección Nacional. Integrante del CEFOR (2016), la antes entrenadora de la Universidad de Guadalajara (U de G), Carla Rossi actual DT de Xolos Femenil, se puso en contacto con José María Padilla para ver qué jugadoras estudiantes de U de G y participaran a la Universidad en el Campeonato Universitario Telmex Telcel (CUTT). Al estar estudiar en la Universidad De Guadalajara, se le dio la oportunidad de participar en ambos equipos al mismo tiempo y en el CUTT conseguieron el pase al Final Four que se efectúo a mediados de marzo de 2017 en la ciudad de Puebla, obtuvieron medalla de bronce.

Inició la Liga MX Femenil y en el CEFOR, «nos dieron la noticia que solo iban a trabajar con niñas más pequeñas, por lo tanto deberíamos que buscar otro equipo», recuerda. Asistí un par de días a visorias a Chivas, las cuales eran por las mañanas y como yo estudiaba en el turno matutino decidí quedarme con Leonas Negras, debido a que estaba por terminar la preparatoria. En el siguiente torneo, con el equipo dirigido por Carla Rossi, no logramos clasificar al Final Four, no eliminó el Tec de Monterrey campus Monterrey en cuartos de final.

Al terminar el bachillerato, decidió estudiar la Licenciatura de Cultura Física y Deporte en la Universidad de Guadalajara. En 2018, realizó visorias en diversos equipos donde por distintas circunstancias se me cerraron las puertas, pero insistir y no dejar de trabajar me abrió una tan grande en la que tenía que viajar a la ciudad de Puebla para hacer visoria con el plantel, se me dio la oportunidad de cumplir mi sueño de ser jugadora profesional.

Al inicio, dudó un poco porque estaba acostumbrada a estar en casa con familia, pero debía sacrificar algo, en este caso era el hogar, las comodidades y seres queridos. Además, tuve dejó sus estudios, poner una pausa en lo académico para poder alcanzar una meta.

«No voy a negar que el comienzo fue algo complicado, mi vida dio un giro de 180 grados. Poco a poco fui integrándome al plantel que estaba formado y tomando confianza para ser un buen equipo y conseguir los objetivos planteados. A base de lucha, sacrificio y unión, logramos entrar a liguilla en mi primer torneo como jugadora profesional, en el primer año del club dentro de la Liga MX, es algo inexplicable, donde las emociones están a flor de piel y lo único que debemos hacer es disfrutar de cada momento», expuso.

En estas instancias nos enfrentamos a Tigres Femenil, donde en el partido de vuelta me tocó marcar un tanto en mi propio arco, es de los momentos que menos me gusta recordar, pero estos sucesos me han dejado muchos aprendizajes, me di cuenta que mi familia siempre está conmigo apoyándome a pesar de la distancia, al igual que mi equipo, todas hicieron algo para que no cayera y continuará esforzándome dentro del terreno de juego.

Deja un comentario