Novak Djokovic tenía claro el objetivo de buscar el Oro en Tokio 2020, aunque la eliminación ante Alexander Zverev en los Cuartos de Final fue una dura sacudida de la que no se pudo recuperar y perdió el Bronce ante el español Pablo Carreño Busta por parciales de 1-6, 6-3 y 6-1.  Apenas acabó su encuentro ante el jugador alemán, Nole reconoció que se «sentía fatal», algo que no pudo erradicar y que quedó manifiesto en su encuentro frente a Pablo Carreño Busta por el Bronce. 

Incluso el serbio hizo berrinche al final, desde un inicio se mostró nervioso y muy molesto, lo cual externó con la forma como maltrató su raqueta, ya que en una ocasión la aventó contra la red y en otra hacia la tribuna. 

El número uno del mundo, Djokovic, era el gran favorito para ganar la medalla de Oro en individuales en los Juegos al llegar a Tokio, tras haber ganado los tres primeros ‘Majors’ de la temporada: los abiertos de Australia y Francia, además de Wimbledon. En el encuentro, el español lució dominante y aprovechó la desconcentración del número 1 del mundo, el cual fraguó uno de los mayores fracasos en la justa. 

Por admin

Deja un comentario