El serbio Novak Djokovic sufrió y se recuperó, estuvo dos sets abajo frente al italiano Lorenzo Musetti, de 19 años y 76 del ránking, pero le tomó la medida a su rival, debutante en un Grand Slam y se metió en sus decimoquintos cuartos de final en Roland Garros.

El número 1 del mundo fue un juguete en manos de un tenista desconocido durante 2 horas y 20 minutos, el tiempo que duraron los dos primeros parciales. Pero sólo necesitó otros 68 minutos para dar la vuelta al marcador, 6-7(7), 6-7(2), 6-1, 6-0 y 4-0 cuando el italiano prefirió marcharse. En total, 3 horas y 28 minutos.

Al inicio del segundo set cuando el marcador ya parecía imposible, el italiano optó ya no se aplicó. El tenis sólido del crak, demostró elegancia y potencia a la ves, desde el revés a una mano que siempre luce, sorprendió al serbio, desdibujado y que, con gestos de sorpresa, revelaba lo que todo el mundo estaba viendo en la Philippe Chatrier: que su supervivencia en París dependía de lo que le durara la inspiración a su rival.

Djokovic, que busca sus segundo título en la capital francesa y que desde el día del sorteo apunta a las semifinales contra el español Rafael Nadal, que persigue el 14º, no le perdió la cara al partido. Dos juegos de desempate le colocaron contra las cuerdas, pero el serbio es mucho rival y el italiano descubría que a cinco sets hay que matar al rival el doble de veces.

Con dos grandiosas abajo se fue Djokovic al vestuario. Cuando volvió, era otro jugador, dispuesto a solventar por la vía rápida el desaguisado montado. Su juego se solidificó a medida que, del otro lado, dejaron de llegar golpes tan imprevisibles para un jugador de su rango. El miedo cambió de bando.

El talento de Musetti se había agotado y el partido tornó en carnicería. El italiano ya no respondía a los envites del número 1 y el físico le fue abandonando hasta que se marchó antes de que sonara el final. Djokovic se llevó un susto antes de clasificarse por 49ª vez para unos cuartos de final de un Grand Slam, donde le espera otro italiano, Matteo Berrettini, que ni siquiera tuvo que jugar sus cuartos porque el suizo Roger Federer, muy disminuido físicamente tras dos operaciones de rodilla y más de un año alejado de las pistas, decidió no forzar más su físico y se retiró del torneo.

Diego Schwartzman se clasifica a cuartos de final de Roland Garros

El número 9 del mundo, finalista del reciente Masters MIL de Madrid, sólo se ha enfrentado una vez contra el serbio, en la Copa de Maestros de 2019, con triunfo en dos sets para Djokovic. Será el último obstáculo hacia las semifinales. A Nadal le quedan dos, el también italiano Yannik Sinner, otro tenista de 19 años y 19 del mundo, al que ya ganó en cuartos de Roland Garros el año pasado. Si lo supera, el español se medirá al argentino Diego Schwartzman, que venció al alemán Jan-Lennard Struff por 7-6 (9), 6-4 y 7-5.

Por admin

Deja un comentario