La medallista olímpica de Londres 2012, Alejandra Orozco Loza, señaló que tuvo que superar obstáculos y complicaciones, como contagiarse de covid-19 y el cambiar de sede de entrenamiento para continuar con su preparación al lado de Gabriela Agúndez, y concretar la plaza olímpica número ocho para México, en la disciplina de clavados, en sincronizados plataforma 10 metros femenil, en la Copa del Mundo Tokio 2021.

“Creo que es algo soñado, es un lugar en el que Gabriela Agúndez y yo nos soñamos desde hace ya cinco años, lo que ha sido todo este ciclo olímpico, más el año extra de la pandemia, ha sido un sueño en conjunto, un trabajo en equipo. Desde un principio no quitamos el dedo del renglón, nos comprometimos, sabíamos que había oportunidad y teníamos que mostrarnos al mundo como una nueva pareja que quiere llegar a Tokio”, destacó en conferencia de prensa vía Zoom, desde Japón.

En la final, el dueto nacional que pasó en primer lugar de la preliminar, con 312.54 puntos, estuvo cerca de quedarse sin la plaza, misma que consiguieron en el último clavado, tras totalizar 286.56 unidades, con apenas una diferencia de .30 sobre las rusas que se quedaron sin boleto.

“Llegamos muy preparadas a esta competencia, hicimos una gran preliminar, la verdad es que fue una puntuación por la que habíamos estado trabajando, fue la más alta de la competencia, contando la final, sabemos que en la final hubo unas emociones intensas, como nos gusta vivirlas a los mexicanos, de no rendirnos hasta el final y así fue, se logró ese lugar, lo disfrutamos, lo soñamos, lo anhelamos, lo trabajamos y estamos felices de ese pase cardiaco que logramos”, compartió Orozco.

Por otra parte, la jalisciense, quien ganó la plaza olímpica en plataforma individual 10m, al conquistar la presea de bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019, señaló que tras la postergación de Tokio 2020, vivieron una “montaña rusa de emociones y de resultados, pero siempre al pie del cañón, siempre juntas, somos una pareja muy sólida, que se ha consolidado a nivel nacional e internacional y eso nos ha ayudado para estar hoy en este lugar, en las ocho clasificadas hacia Juegos Olímpicos”.

“Cuando se cancelaron los Juegos Olímpicos sabíamos que no podíamos rendirnos y ahora lo vemos tan cerca, tan tangible, ya probamos la plataforma, la alberca, ya probamos a los jueces, ya nos vieron, nos felicitaron, vieron esa mejoría, ese trabajo y eso para nosotros es una motivación para llegar mucho mejor a Juegos Olímpicos”, reconoció la atleta de 24 años, quien se prepara bajo la supervisión del entrenador Iván Bautista.

Por último, puntualizó que, de concretar su boleto nominal a Tokio, sería su tercera cita olímpica, tras su paso en Londres 2012 y Río 2016.

“Estoy feliz de poderle dar estas dos plazas a mi país, la de sincronizados y la individual, defenderlas y en el camino a mis terceros Juegos Olímpicos, acompañando a Gaby, a los que serían sus primeros Juego Olímpicos, creo que esa mancuerna, esa lucha, ese trabajo que hemos hecho nos ha llevado a soñar, a querer y a motivarnos más”, concluyó.

Por admin

Deja un comentario