Era un 2 de marzo de 2019, un caluroso mediodía como lo suele ser en la ciudad de Toluca, perfecto para jugar al fútbol americano. Los debutantes en la LFA Osos Toluca recibían a unos Fundidores de Monterrey que una semana antes habían vencido a Dinos en la semana uno, los del norte venían decididos a obtener su segunda victoria de la campaña, no tomaron en cuenta que el oso dentro de su Fortaleza, y a lado de su querida afición número 12 despertaría y conseguiría la primera victoria en su historia.

Las primeras jugadas estuvieron llenas de tensión, con ambos equipos tratando de evitar los errores. Tras dos series ofensivas en cero, llegó Kasey “Tarzán” Peters (7) a poner sus primeros puntos como jugador regiomontano con un pase a su receptor Daniel Lozano (81) que colocaba a Fundidores arriba en el marcador.

La historia de Osos en su primer juego cuando cayeron con un escandaloso marcador de 48 a 12 contra Raptors (que a la postre sería finalista del Tazón México IV) parecía repetirse cuando de nueva cuenta Peters lograba su segundo pase de anotación a las manos de Jesús Santana (85), poniendo arriba al Reino de Fuego 14 a 0 y dejando a la Fortaleza en un silencio sepulcral.

La afición, a pesar del marcador, siguió alentando y la respuesta de Osos no se hizo esperar y Alan Macedo (10) conectó con JD Crandall (6) para los primeros puntos del equipo toluqueño en el encuentro. La euforia no duró mucho, pues Rubén Bernal (34), al más puro estilo de Marshawn Lynch, se escapaba para una carrera de más de 30 yardas que colocaba a los Fundidores arriba por 14 puntos; antes de irse al medio tiempo Enrique Yenny (42) pondría sus primeros puntos en la liga con un gol de campo que dejaba a Osos a 11 puntos de Fundidores.

Al inicio del tercer cuarto las manos de los entonces Head Coach y Coordinador Ofensivo, Horacio García y Gustavo Tella respectivamente, se notaron con una primera serie ofensiva al arranque del cuarto que terminó con la segunda anotación entre Macedo y Crandall, dándole esperanza a los más de 2,400 aficionados que asistieron al juego.

La defensa de Osos en ese momento parecía impenetrable y por más que Peters quisiera no encontraba la forma de avanzar, tras entregar el balón los Osos se encontraban dentro de la yarda 20 de territorio rival, pero si juegas con fuego te quemas, apareció la figura de Sergio Cantú para quemar al equipo local interceptando un pase que tenía como destino a José Fernández (9). Parecía que el rumbo del juego se tornaba oscuro para Osos. La garra no se detendría por mucho y Macedo con un arcoíris a las manos de Crandall le daba a Osos un acercamiento a 4 puntos de los regios.

Ya dentro del último cuarto Fundidores pudo matar el juego, hasta que el receptor Anthony Benson Jr (11) intentó saltar por encima de Daniel Quiroz (29) y Daniel Oropeza (13), éste último alcanzó a golpear el balón que salió de las manos de Benson Jr para que Armando Aguiluz (22) lo recuperara y le diera el balón a su ofensiva otra vez en territorio enemigo. Aquí la afición de Toluca se dio cuenta de que la remontada era posible y alentó a su equipo al grito de guerra ¡Osos! Y el hashtag #NoEnMiCasa se hacía realidad con Macedo, que con toda la confianza del mundo volvió a tirar un pase de anotación para JD Crandall con su tercera combinación en el partido, con esto Osos se ponía por primera vez arriba en el juego.

Con dos puntos de diferencia y dentro de los últimos diez minutos de juego, Kasey Peters no dejaría que su debut fuera una derrota y movió a su ofensiva hasta la yarda 1 de campo contrario para que el mariscal de campo suplente Maldonado González (18) a base de puro poder se metiera en las diagonales para darle la ventaja a la visita, que con la conversión de Benson Jr se hacía de una anotación.

Con la afición de pie, Alan Macedo comandaría una última ofensiva de la mano de su receptor Daniel Manjarrez (2). La química entre ambos jugadores se notó cuando se encontraron, con menos de 20 segundos de juego, con una recepción acrobática del veterano “Hombre Ja” para poner a Osos a la par de Fundidores. El punto extra de Enrique Yenny le daba la victoria momentánea a Toluca.

En la última jugada y con menos de 5 segundos de juego Peters lanzó un pase pala a su corredor quien corrió 20 yardas y en un intento de pase retrasado perdió el balón que fue recuperado por Oropeza sellando la victoria de los Osos de Toluca por marcador de 30 a 29. Es así como la franquicia de Toluca conseguiría su primera victoria en la historia contra todo pronóstico, demostrando que por más fuerte que sean los golpes te tienes que levantar y seguir, así como ellos lo hicieron en su temporada debut.

Por: Carlos Arturo Ávila Díaz

Por admin

Deja un comentario