En el marco del día del padre, hay una dupla atleta-hijo/padre-entrenador que no podíamos dejar de reconocer, el de Gerardo Lomelí, padre e hijo, el primero fue un gran corredor quien supo inculcar el amor por esta disciplina, por resultado es que su hijo se convirtió en el hombre más veloz de Latinoamérica, con amplias posibilidades de medallas, tanto en los Nacionales CONADE, como en los Juegos Olímpicos de Tokio con su equipo de Relevos 4X4.

Uno de los mejores exponentes del atletismo mexicano dentro de su categoría, Gerardo Lomelí Ponce representante de los Titanes del Club Alpha y de los atletas de alto rendimiento de la Universidad de las Américas (UDLA-P). Fue el deportista poblano con mayores logros en el 2019 y que reforzó con el Premio Estatal del Deporte. «Tanto mi padre, como mi entrenador Pedro son parte imprtante de esto», expresó.

Para 2021 se reprogramó el Campeonato Mundial de Atletismo Juvenil a celebrarse en Nairobi, Kenia en la tercera semana del mes de agosto. Para la justa Lomelí Ponce tiene ya su lugar asegurado gracias a que posee la marca requerida para este evento que es de 10:55 segundos en la prueba de los 100 metros planos.

Aquí ganó sus primeras competencias como infantil, lo premió el gigante cubano Anier García campeón olímpico y mundial en los 110 m con vallas.

El velocista tiene registrada la cuarta mejor marca del país en la prueba de los 100 metros planos que es de 10:52 y que, de acuerdo a otros parámetros, también tiene el crono de 10:44 segundos con viento a favor. El trabajo conjunto con el relevo mexicano de 4 por 100 varonil busca dar la marca para los Juegos Olímpicos de Tokio programados del 23 de julio al 8 de agosto próximo.

Deja un comentario