Gallos Blancos de Querétaro es un rival exigente, será un partido muy disputado, pero un paso firme para reflejar el buen rendimiento que se ha logrado en el Puebla, destacó el estratega de la Franja Nicolás Larcamón en conferencia de prensa.

Expuso que para el partido del próximo domingo, los Camoteros pasan por un buen momento, incluso en el rendimiento colectivo, además han recuperado a Maximiliano Araujo, Juan Pablo Segovia y Gustavo Ferrareis, lo que le da más opciones al cuerpo técnico. Sin embargo en las próximas horas definirán la alineación final.

El argentino dijo que en la semana se trabajó en pro de la mesura para no perder el piso por la goleada a Bravos de Juárez 4-0. Tienen claro que pueden ser un equipo competitivo y van por los tres puntos en esta visita al estadio Corregidora.

De su delantero estrella Santiago Ormeño y la posible convocatoria, Nicolás Larcamón recordó que aun es una posibilidad para cualquiera de las dos selecciones, la mexicana y la peruana, lo cual el ariete lo deberá aprovechar muy bien, sea cual sea el resultado, la organización blanquiazul le desea lo mejor.

Finalmente, el timonel dijo que la humildad y las ganas de trascender, ayudarán a solventar al Puebla ese camino exigente, las necesidades del torneo. «La propuesta de Juárez no fue para nada fácil, aunque se pudo resolver con solvencia, lo mismo es Querétaro, un rival que demandará emplearse a fondo», planteó.

El colectivo potencia a lo individual, la base está en el juego de equipo que le permite a cada jugador subir su nivel de funcionamiento sean Santiago Ormeño, Christian Tabó u Omar Fernández.

Deja un comentario