El juego del fútbol americano en sus inicios era muy diferente a lo que hoy en día conocemos, donde un buen mariscal de campo parece ser indispensable para aspirar a tener una buena temporada que pueda culminar en campeonato en todos los niveles del juego, desde los más pequeños, hasta los profesionales.

A principios del siglo pasado, donde el juego aéreo era muy poco utilizado, el Quarterback era un jugador cuya principal función era llevar la jugada del entrenador para comunicarla al equipo en la reunión (huddle). Para después tener un rol como bloqueador en la jugada, similar a lo que es un fullback tradicional.

Para los años 50, la jugada de pase era principalmente utilizada en tercera oportunidad ya que no se habían incorporado paquetes especiales con diferentes posiciones y formaciones como la tradicional «I» o «Pro» eran las predominantes debido a que el juego terrestre era la vía para ganar, pero el pase habría otras posibilidades para avanzar gran yardaje, además de que un pase tenía amplias posibilidades de terminar siendo interceptado. El QB todavía era utilizado principalmente para mandar las jugadas y podía correr y lanzar uno que otro pase. Porque los corredores tenían esa función de lanzar de forma regular.

Uno de los pioneros para llegar a lo que hoy conocemos como Quarterback fue Sammy Baugh, quien fue mariscal de campo de los entonces Pieles Rojas de Washington y multicampeón de la NFL en la era antes del Súper Tazón; para poner en perspectiva el impacto de Baugh en su era, cabe resaltar que se encuentra como el número 77 con más yardas aéreas en la historia dd la NFL detrás de jugadores como Marc Bulger o Jon Kitna.

Tras la era de Baughn, surgió uno de los grandes héroes de todos los tiempos de la NFL en la figura de Johnny Unitas quien es una leyenda de los Potros en ese tiempo de Baltimore, formando una figura más cercana a lo que es un quarterback actual pero que tenía un rol de «pasador de bolsa», motivando a otros equipos a incorporar el pase como parte importante de las ofensivas de los 60’s.

En esta década se vendría otro punto de quiebre importante con el surgimiento de la AFL (American Football League), la que podemos decir hoy es la conferencia Americana de la NFL con el uso de ofensivas más abiertas que promovían el pase como principal arma contra las defensivas dando a su vez un mayor espectáculo para los aficionados, para los 70’s la ofensiva de los Vaqueros de Dallas de Tom Landry incorporaron la formación pistola. Dando una nueva dimensión al juego de pase.

Para los años 80 la consolidación del juego aéreo en la NFL era innegable, en esta época surgieron las leyendas de Joe Montana, Dan Marino y John Elway por mencionar unos cuantos ídolos del deporte detrás de los controles. Otro cambio que se dio en esta época fue con el coach de los Cargadores Don «Air» Coryell y su QB Dan Fouts incorporando a los alas cerrada mucho más en el juego aéreo, lo que llevó a Kellen Winslow Sr al salón de la fama y siendo un precedente directo a lo que hoy en día son Travis Kelce, George Kittle o Rob Gronkowsky. El juego aéreo solo ha evolucionando desde entonces y lo sigue haciendo con variantes y diferentes estilos de Quarterback, el resto es historia.

Carlos Arturo Ávila Díaz

Por admin

Deja un comentario