La medallista en nado mariposa aportó su receta para el éxito en la emisión de “Entre Campeones”. Considera que juntas, las mujeres son más fuertes

La mejor nadadora de México, Diana Luna Sánchez se prepara a fondo para obtener un lugar en los Juegos Olímpicos de Tokio, coincidió con la Directora General del Instituto Poblano del Deporte Yadira Lira Navarro en que lo más importante para cualquier persona es creer en sus capacidades, las cuales junto con disciplina, pasión y fortaleza impulsan a salir adelante, más en las mujeres que como género deben estar siempre unidas y en todo momento.

En el marco del mes de la mujer, la atleta ve cada vez más cerca el sueño de representar a México y competir en la justa olímpica del próximo verano, por lo cual hizo una retrospectiva de sus 25 años de trayectoria deportiva, desde su infancia en la cual acudía a nadar con sus padres y hermanos a la alberca cercana a su casa en su natal Córdoba Veracruz, hasta las competencias nacionales e internacionales.

La medallista de plata en los 200 metros mariposa en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 recordó que todo empezó como un juego y para socializar, después se volvió un hábito y después un estilo de vida. Eso incluye las derrotas o los malos desempeños, cuando pasa el enojo y la frustración, analizas y haces una pausa para ver lo que pasó, platicar con el entrenador también es importante, darse cuenta si estuvo en tus manos o no. Al final, La diferencia está en superar ese momento.

En la interacción, Lira Navarro quien también pertenece a ese círculo selecto de mujeres deportistas de trascendencia, mencionó que las mujeres luchan por abrir brecha, marcar los espacios que merecen y demostrar qué si se puede lograr lo que se propongan en la vida, cuando se quiere se puede, ya sea como deportista o en cualquier otro ámbito.

Finalmente, Luna Sánchez recordó que parte de su éxito es que su equipo le ayuda mucho a sentirse cómoda y ambientada, como en casa aunque esté la justa deportiva en otro país. Ellos me apoyan a visualizar en la mente, analizar la prueba, cuantas patadas dar, cuantas brazadas, además tomarme cada competencia en serio, aunque sean amistosas, trato de hacerlas como si fuera un clasificatorio o una prueba oficial.

En Abril tendrá una o dos competencias en Estados Unidos que le servirán de fogueo, trabajará en mejorar su tercer 50, que le cuesta más trabajo que los demás, también le servirá para saber como está realmente después de un añi atípico de pandemia, en el cual no pudo entrenar de manera normal.

Por admin

Deja un comentario