La vela mexicana emprende camino hacia Japón donde se llegará con 10 días de anticipación a Enoshima para hacer reconocimiento de cancha y afrontar los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 a partir del 25 de este mes.

Oetling, medallista centroamericana en Barranquilla 2018, señaló que es la primera vez que está en Japón, y aunque tenía planificado un campamento previo, no se pudo realizar debido a la pandemia, pero sabe que será una sede con mucho calor y humedad.

“Estamos esperando vientos medios de 10 a 12 nudos, también hay una marea que influye y estamos esperando un oleaje grande, por eso estamos llegando con estos días previos para poder adaptarnos al clima y a las condiciones de la cancha que cambian en cada lugar”, mencionó.

Algunos equipos ya empezaron a llegar, y dijo que otros lo harán a la par que los mexicanos, donde el principal objetivo es acoplarse a las condiciones, ya que de acuerdo a eso se adapta la técnica.

Por su parte, Juan Ignacio Pérez mencionó que van a llegar a una Villa alterna cerca de la Marina donde tendrán el campo de regata y estarán bien ubicados.

“Llegamos con tiempo de anticipación, tenemos que revisar que nuestros barcos y el material haya llegado en orden, tenemos que montar todo, probar las aguas japonesas y que el clima, las condiciones y la marea estén bien para el día 27 que comienzo a competir”, indicó.

En cuanto a los veleristas que ya llegaron, Pérez sitio 14 en la Semana Olímpica en Santander, dijo que no han podido salir a navegar, ya que será a partir del día 15 cuando abran la Marina.
Los regatistas Demita Vega e Ignacio Berenguer en windsurf (RS:X), Elena Oetling en láser radial y Juan Pérez en Finn, son los que representarán a México en la cita olímpica. 

Por admin

Deja un comentario