La industria del running en México tuvo pérdidas económicas de 3 mil 400 millones de pesos para los organizadores y patrocinadores, por pandemia en 2020 apenas se hicieron 257 carreras, un desplome de 88 por ciento, frente a los poco más de 2 mil eventos celebrados en el 2019. 

“El año anterior bajó 88 por ciento, y se augura que no se tenga recuperación de los eventos hasta 2023”, declaró Juan Iván Escobar, gerente de marketing de Run México, la asociación que agrupa a organizadores de carreras y empresas proveedoras del ramo.

En 2020 el valor de mercado del running «rasguñaba» los 900 millones de pesos, contra los 4 mil 300 millones de pesos que valía el año previo. Los líderes de esta práctica que se puso de moda son Emoción Deportiva, Sport Promotion y Total Running, que junto con As Deporte y Mx Race, dominan el 70 por ciento del mercado.

Entre enero y marzo, antes de que apareciera el Coronavirus, se celebraron 241 carreras, ya con la pandemia encima, en el resto del año sólo se hicieron 16 más, es decir en total 257 eventos, revelan datos de Run México.

Se calcula que cinco millones de personas perdieron ingresos, entre personal de logística, organizadores fabricantes de medallas, de playertas, producción, personal médico.

Al no poder hacer eventos presenciales, se han hecho virtuales, incluso maratones, se tuvo que invertir en tecnología para seguir vigentes pero a la gente poco le interesa pagar, por eso las instituciones de gobierno las hacen sin costo y hasta regalan medallas conmemorativas.

Tres de cada diez corredores no están interesados en las carreras virtuales, el 49.3 por ciento está de acuerdo, 11.6% le entusiasma tener carreras. La modalidad más aceptada es que cada quien corra a su ritmo y en el momento que quiera, sólo lo tiene que registrar en una app, hay variantes ya no de distancia si no de tiempo, 20, 30, 40 y 50 minutos. Por ejemplo en el Powerade se llegaron a inscribir 6 mil corredores, superando las expectativas, el 80 por ciento lo hizo en una sola sesión, comentó Edilberto González Serna, director general del Maratón Powerade.

La alternativa para estas empresas es que les dejen operar como los restaurantes, por lo menos con el 20 por ciento de aforo. Algunos tuvieron que liquidar a la mitad de su personal, mejor se avocaron a triatlones y carreras de obstáculos.

En contraste, el mercado del trail crece mucho, las personas quieren correr en escenarios abiertos, a campo traviesa. Por último, cabe señalar que empresas como Total Running que sacaba provecho con licencias de Hello Kitty y The Color Running México, abandonó la interacción en redes sociales.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *