La sirena de parálisis cerebral Fabiola Ramírez Martínez, conquistó la presea de bronce en la final de 100 metros dorso, categoría S2, tras registrar un tiempo de 2 minutos, 36 segundos y 54 centésimas, durante el primer día de competencias de la para natación, en los Juegos Paralímpicos Tokio 2020.

Tras cosechar la primera medalla para México en esta justa paralímpica, que representó la número 290 para el país en su historia en Juegos Paralímpicos, Fabiola Ramírez destacó que este bronce también es su primera presea en estas justas y la primera para la Federación Mexicana de Deportes para Personas con Parálisis Cerebral.

“Me siento súper orgullosa, porque después de tantos años de estar en el deporte pude darle esto a mi federación, a mi familia y a mí misma, es algo que yo deseaba desde hace mucho tiempo, con todo mi corazón y ahora ya está aquí, presente, y es un día memorable en mi vida y solo quiero agradecerles a todos por su apoyo y por confiar en mí”, señaló en entrevista con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

Ramírez Martínez, relató cómo vivió la final y lo que significó esta presea luego de tanto trabajo y esfuerzo.

“Estoy súper emocionada, en la prueba todos me comentan que al principio comencé un poco lenta y de repente apreté, metí la quinta velocidad y cerré con todo, ya al final te falta el aire, te faltan fuerzas, pero es ahí donde se saca la garra y el corazón, llegué a la meta y vi el tablero y no me la creía, hasta que volteé a ver a los entrenadores y me dicen “sí, es tuya, es tuya”, me quedé con el pecho atorado, de la emoción quería llorar, fue una emoción grandiosa. Yo siempre decía ay no, cuando yo gane una medalla cómo voy a llorar, voy a estar feliz, pero ahora sé que sí se llora de felicidad”, detalló.

Para subir al podio, la representante de Aguascalientes tuvo que esperar un largo tiempo, en el que compitió en dos justas paralímpicas.

“Ya llevo 15 años en la para natación, mis primeros Juegos Paralímpicos fueron en Beijing 2008, a Londres 2012 no fui y en Río 2016 hice muy buen tiempo, pero nunca era suficiente para lograr una medalla y el día de hoy aquí está, después de mucho trabajo, mucho compromiso, mucha responsabilidad hacia mi deporte y hacia mis sueños sobre todo, el ver cerca la posibilidad de una medalla siempre te provoca una ilusión, que a la vez es temor, pero afortunadamente hoy fue un día de triunfo, de aprendizaje y voy a seguir en esto que es mi pasión”, aseguró la medallista.

En Tokio 2020 todavía tiene dos citas por cumplir, en las competencias de 100 metros estilo libre y 50 dorso.

“Voy a seguir dando lo máximo para dejar siempre en alto el nombre de México y de las mujeres mexicanas”, aseguró.

 Por otro lado, Armando Andrade se ubicó en el peldaño número ocho, con un tiempo de un minuto, 01 segundo y 23 centésimas, en la final de 100 metros estilo libre, categoría S8, en el cierre del primer día de competencias de la disciplina.

Por admin

Deja un comentario