Este jueves fallecieron dos personajes vinculados al Puebla de la Franja, el creador de la porra familiar conocida como “Pepe Grillo” y el fotógrafo de cabecera de los camoteros en décadas pasadas, Raúl Chacón, ambos de avanzada edad pero que hasta el final conservaron ese espíritu joven que contagiaba a los demás.

Don Pepe Grillo, José Valverde Rendón perdió la vida a los 86 años de edad, el club reconoció su labor de muchos años através del siguiente comunicado: “El Club Puebla se une a la pena que embarga a la familia de José Valverde Rendón ‘Pepe Grillo’. Los miembros de esta institución enviamos nuestras más sinceras condolencias a todos sus seres queridos. Que en paz descanse ”, escribió El club en sus redes oficiales.

Valverde Rendón apoyaba a los de la Franja tanto en las gradas del Estadio Cuauhtémoc, como en los juegos de visitante, organizaba tours, viajes incluso turísticos a la Ciudad de México, al puerto de Veracruz y otros lugares. Por él muchos poblanos vivieron el ambiente de los Estadios Azteca, Pirata Fuente o el de Ciudad Universitaria.

El mote de “Pepe Grillo”, se lo pusieron desde niño por su gusto a las canciones de Gabilondo Soler “Cri-Cri”. Su labor de animador fue desde el estadio Ignacio Zaragoza tras la mudanza forzada luego del incendio en El Mirador en los años sesentas que creció exponencialmente.

En el coloso de Maravillas Pepe el Grillo gritó con pasión el primer campeonato de liga de La Franja en la temporada 1982-1983 y enloqueció con el “campeonísimo” de la 1989-1990. Aunque también vivió el infierno de los descensos a finales del Siglo XX y comienzos del XXI.

Don Raúl Chacón

Lo curioso de la muerte es que se lleva más de una persona del mismo círculo, en este caso el de los Camoteros. Don Raúl Chacón fue el fotografo oficial del equipo desde los años ochentas hasta ya entrado el nuevo siglo. Siempre a nivel de cancha para tomar las mejores imágenes. Su labor en varias ocasiones fue más allá, retratando aspectos de la vida personal de los jugadores con sus familiares. También le dio gusto a los aficionados que pedían la foto del recuerdo con su ídolo, en aquellas épocas en las que no había teléfonos con cámara y las llamadas «selfies».

Ambos ya están apoyando al equipo blanquiazul desde el cielo que comparten los mismos colores. ¡Un abrazo hasta allá y al más allá!

Deja un comentario