Gianni Infantino, presidente de la FIFA, enfermo de ambición, quiere que la Copa del Mundo sea cada dos años en lugar de cuatro. argumenta que así, más naciones se clasificarán.

Este pelón encajoso, mala copia del villano Lex Luthor, no le importa que se encime el mundial con los Juegos Olímpicos.

La posibilidad de que logre el negocio redondo, se concretaría en la votación de diciembre y ya empezó a tratar de conseguir la aprobación con las diferentes federaciones.

Como a «rio revuelto, ganancia de pescadores», la UEFA quiere llevar «agua a su molino», una docena de federaciones europeas contemplan el recurso más drástico en la lucha por impedir que el Mundial se celebre cada dos años: Renunciar a la FIFA, de acuerdo con dos personas informadas de las conversaciones.

El presidente de la FIFA Gianni Infantino expuso el martes los planes para aumentar la frecuencia de la Copa del Mundo durante una llamada privada con varios líderes de las 55 federaciones europeas que se resisten a la transformación del calendario del futbol global.

La grilla la dirigen los directivos de Real Madrid, Barcelona y otros equipos del mismo calibre.

Por admin

Deja un comentario