El Seminario de Acoxpan fue la sede de tres tiempos de 40 minutos que dio cerrojazo a la temporada del Puebla Femenil, el cual empató a cero con Cruz Azul. El cuerpo técnico blanquiazul le dio juego a la mayoría del plantel para llegar lo mejor posible en el inicio de la Liga MX.

Fueron tres juegos de preparación, perdieron contra las Tuzas del Pachuca por marcador de 2-1 en el arranque de los ensayos; después empataron con las Diablas Rojas del Toluca y ahora con Cruz Azul, en ambos par de roscas.

Mantuvieron la disciplina táctica en la parte baja o en la zona defensiva, aún les cuesta trabajo ir adelante, al ataque y eso les genera dudas dada su poca o nula productividad, aun traen la pólvora mojada.

Desde el Clausura 2019 la Camoteras han sido de los euipos menos ofensivos de la liga, no son goleadoras, eso ha quedado muy claro. En el Apertura 2021 de la Liga Femenil MX, Puebla tratará de cambiar esta getatura dada en los cuatro torneos sin calificar a la fiesta grande. Las blanquiazules no llegan a liguilla desde el Clausura 2019 cuando lo hicieron por primera y hasta ahora única vez. Los torneos Guardianes 2020 y 2021 han sido para el olvido.

Deja un comentario