La tenista mexicana, de 28 años Giuliana Olmos, está mejor que nunca, en la élite del llamado deporte blanco y avanzando en el ranking mundial, ubicada en el sitio 49, ya dentro del ‘top-50’, en lo que era una de las metas a principio del 2021.

Llegó a las semifinales del Miami Open, certamen de categoría 1000, por si fuera poco gira por Europa en canchas de arcilla y la serie de Copa Billie Jean King Cup, en la cual la pareja nacional enfrentará a su similar de Gran Bretaña.

“Me sentí muy bien durante toda la semana en Miami, aunque fallé puntos que debía ganar en la semifinal. Jugamos ante algunas de las mejores del mundo, que nos conocemos bien. Fue una experiencia increíble para mí, por primera vez llegué a esa ronda en un torneo de categoría 1000. Ese es mi nivel, casi estábamos en la final y ahí teníamos oportunidades de llevarnos el trofeo. Así es el tenis y por algo pasan las cosas, lo bueno es que tengo mucha confianza, que estoy feliz con mi deporte y a donde voy. Mejoro cada semana”, manifestó Olmos en entrevista.

Tras su derrota del sábado en la antesala de la final, Giuliana regresó a Los Ángeles donde se tomará unos días de descanso antes de volver a los entrenamientos y emprender el viaje a Londres, junto al resto de la delegación mexicana.  “Necesitaba un poco de descanso de tenis”, expresó. 

Participará en el WTA de Stuttgart, Mutua Madrid Open y Abierto de Roma, antes de cerrar la gira europea sobre arcilla en Roland Garros. En el polvo de ladrillo volverá a hacer mancuerna con la canadiense Sharon Fichman, con quien disputó el Australian Open al inicio de la campaña, por lesión, tuvo que buscar otra pareja para el Zapopan Open y Abierto de Monterrey (Desirae Krawczyk) y el Miami Open con Gabriela Dabrowski, con quien tuvo una gran conexión que espera repetir en el futuro. “Probamos suerte sólo por este torneo y nos gustó. Queremos jugar juntas otra vez, en el futuro seguro lo intentaremos”, aseguró la mexicana. 

Por admin

Deja un comentario