Una victoria y concluir las siete carreras que restan en la temporada por delante de Lando Norris y Valteri Bottas, es la manera en que Sergio Pérez aseguraría el tercer puesto en la general del Campeonato Mundial de Pilotos de la Fórmula Uno en esta temporada 2021.


Con el G.P. de Turquía, que se corre a partir de mañana viernes, inicia el último tercio de la campaña, y para lograr que Sergio la concluya en esa tercera posición, tanto el equipo como el mexicano tendrán que actuar con prácticamente nulo margen de error.

Por lo pronto, nos queda la expectativa de ver una buena actuación de “Checo” en Estambul, luego que el año pasado manejando para Racing Point, lograra la segunda posición al final de la carrera y que es un circuito que favorece a los monoplazas de Red Bull.
Nuestro compatriota ha venido a la baja, logrando puntos, y muy pocos, solamente en tres de las últimas seis carreras.

Por su parte. Lando Norris con McLaren, que ha mostrado un notable progreso en el desempeño de su monoplaza, se ha convertido en el rival que Sergio habrá de vencer, sumado a Valteri Bottas en Mercedes, rival natural del mexicano en la pelea por ese tercer puesto desde el inicio de la temporada, pero ahora también habrá que incluir a Ferrari, que también han empujado fuerte en el segundo tercio de la campaña y podría ser una piedra más en el camino. La muestra la vimos en el pasado G.P. de Rusia.


No podemos perder de vista los errores de estrategia y contratiempos en las paradas para cambio de neumáticos por parte de los de Red Bull para con el mexicano, que sumados a los malos momentos que Sergio ha provocado, lo tienen relegado en el quinto puesto de la general y con el progreso de los McLaren y los Ferraris, las cosas se han complicado.


Sin duda “Checo” ha mejorado sustancialmente en su ritmo de carrera, pero no lo suficiente para estar a la par de Lewis Hamilton y de su coequipero Max Verstappen, además no ha podido ser consistente en las pruebas de clasificación. Incluso, Pierre Gasly en Alpha Tauri ha sido un peligro en la búsqueda de la mejor posición en la parrilla.


Por otra parte, Red Bull no habrá de escatimar en dar lo mejor del equipo en favor del mexicano y lograr su objetivo de hacer campeón del mundo a su primer piloto.

Realmente, no sólo tendrán que darle un monoplaza que esté a la par del de Verstappen y Hamilton, sino que la estrategia habrá de estar basada en colocar en lo más alto del podio a uno y otro.


Como sabemos, nada está escrito, y así ¿Por qué no soñar con mala racha de Lewis Hamilton y Max Verstappen y que “Checo” lograra siete podios con dos o tres victorias para coronarse con el campeonato?


Y, por otro lado, ¿Será que el nuevo diseño en color blanco que presentará el equipo austriaco en honor a la despedida de la F1 de Honda, su proveedor de motores, al final de la campaña, les sea en el Istanbul Park el inicio del camino rumbo a colocarse como los mejores del 2021? ¿O será al contrario? Como sucedió con el retiro David Coulthard y su Red Bull en Brasil 2008 y lo mismo con Mercedes en Alemania 2019, cuando Bottas salió de la pista y Hamilton trompeó para concluir sin puntos en la competencia, en ambos casos, los monoplazas fueron decorados de blanco.

Deja un comentario