Horacio Nava viajó el domingo pasado a Eslovaquia con el objetivo de conseguir la marca olímpica (3H50:00). El andarín mexicano competirá este fin de semana en los 50 kilómetros de la reunión atlética europea de marcha Dudinska 50, programada para el próximo sábado en el balneario de Dudince.

«Luego de un año inactivo por la pandemia del Covid-19, creo que tendré un buen resultado porque en estos meses pude recuperarme físicamente. Todos mis adversarios no han tenido actividad, así que podría ser una sorpresa lo que ocurra en Eslovaquia”, comentó.
Nava, quien ocupa el puesto 22 del ranking mundial, entrenó en la Sierra Tarahumara ubicada en Creel, Chihuahua.

“Fue una preparación muy demandante, de muchos kilómetros diarios, estoy en condiciones de acercarme a mi mejor marca que es sobre las 3 horas con 42 minutos, y porqué no, ya en Tokio mejorar el sexto lugar que obtuve en Beijing 2008”.

El seleccionado mexicano y cuatro veces medallista en Juegos Panamericanos, siente nostalgia al pensar que este año podrían ser sus cuartos y últimos Juegos Olímpicos.

“Tengo sentimientos encontrados pero estoy sano, sin lesiones y eso me pone contento. Voy a echar toda la carne al asador e ir paso a paso antes de tomar una determinación. También quiero terminar mi maestría y convivir con mis hijas Ximena y Valeria”, culminó el andarín de 39 años.

Por admin

Deja un comentario