Jane Valencia se convirtió en la primera luchadora mexicana en clasificarse a unos Juegos Olímpicos, pero no es conformista, ahora se ha fijado la meta de brillar intensamente en Tokyo 2020.

“Me visualizo todos los días en un pódium, conozco la forma en que sé competir y cómo he logrado las cosas. Se lo que tengo y del trabajo realizado para llegar a la perfección de los puntos. Tengo una gran posibilidad de conseguir un resultado histórico, creo en mí y mi trabajo”, comentó en entrevista virtual la seleccionada en los 57 kilogramos.

Después de 15 años de trayectoria y dos ciclos olímpicos (Londres 2012, Río 2016), la tapatía se considera lista para debutar en una justa veraniega.

“Soy una mujer madura, preparada emocional y físicamente para lo que viene, tengo la convicción de querer ser grande y siempre se me ha inculcado ser mejor, resiliente. Saco fuerzas de mi esposo, mi hija y en general de mi familia que siempre ha estado ahí”.

El camino de Jane rumbo a Tokyo ha estado lleno de sinsabores, que sin embargo, ha podido superar.

“Ha sido difícil, pero Dios me ha puesto donde quiero estar, me tocó abrir brecha en Guadalajara, ser la primera mujer en mi centro de entrenamiento de Estados Unidos, la primer luchadora mexicana en ir a Juegos Olímpicos, siempre ha sido ir hacia al frente, abrir posibilidades para los demás, es mi forma de vivir”.

Entrenar con varones ha sido fundamental para el crecimiento de la especialista en lucha porque “hormonalmente somos distintas a los hombres, tenemos habilidades diferentes, pero el luchar con alguien distinto y más rápido ayuda a mejorar, a no tener miedo a una rival más fuerte porque ya estás acostumbrada”.

Previo a su debut en Tokyo, la gladiadora tiene planeado asistir al Campeonato Panamericano de Guatemala programado del 27 al 30 de mayo próximo.

Ciudad Guatemala asumió la sede, luego que la Federación Brasileña de Lucha desistiera de organizar el evento debido a las crecientes preocupaciones sobre la situación del Covid19 en esa nación.

Por admin

Deja un comentario