El especialista en la marcha de 20 kilómetros, ya tiene la marca para asistir a la justa veraniega, confía en el medallista olímpico de Los Ángeles 1984

Desde hace cinco meses, el marchista Julio César Salazar Enríquez emprendió una nueva aventura al comenzar a trabajar con su nuevo entrenador Raúl González Rodríguez, exatleta y doble medallista olímpico, un cambio que al chihuahuense llena de seguridad y confianza para cristalizar su máximo deseo de este año: los Juegos Olímpicos de Tokio, donde buscarán llegar juntos al podio.

El especialista en 20 kilómetros desea emular los pasos de su preparador, quien se consagró en Los Ángeles 1984 con una presea de oro y una de plata, y se convirtió en un referente del deporte mexicano. “Ningún entrenador me había ofrecido hacernos medallistas y es lo que tengo en enfoque todos los días en mis entrenamientos”, declaró en plática con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

Salazar Enríquez, quien ya cuenta con su marca requerida para enfrentar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aseguró que confía plenamente en el plan de trabajo de Raúl González rumbo a la justa veraniega.

“Me da seguridad porque lo principal que me hace sentir es que confía en mí y yo confío en su trabajo, me da tranquilidad sobre el camino que hemos decidido tomar y sobre cómo vamos a Juegos Olímpicos, eso da paz y sobre todo que nos llevamos muy bien, tenemos mucha comunicación.

Han sido cinco meses juntos, en los que nunca había trabajado con la exigencia que él nos pone, es algo que también me ha hecho madurar deportivamente y tengo la certeza de poder mejorar la marca, no solo pensar en la clasificación sino buscar un podio que es realmente por lo que hemos estado trabajando día con día”, mencionó.

Arranca el 2021 con el pie derecho

Tras 15 de meses en pausa debido a la pandemia por covid-19, el andarín regresó a las competencias hace unos días en el Campeonato Italiano que se realizó en la localidad de Ostia, donde el mexicano se consagró, pese a las dificultades climáticas como los fuertes vientos, con la medalla de oro.

Julio César Salazar, quien se encuentra entrenando en la Ciudad de México, platicó que, ante todas las adversidades que se han atravesado por la emergencia sanitaria, recalcó que, con todos esos obstáculos sorteados, los atletas que disputen los Juegos Olímpicos tendrán un mérito doble y serán ganadores por el solo hecho de llegar en condiciones tan atípicas.

“Todos los atletas que lleguemos a Tokio y el resultado que obtengamos, independientemente si se gana una medalla o no, tendremos mucho más mérito porque con la pandemia, los que mantuvimos la esperanza del proceso y preparación nos volvió mental y físicamente muy fuertes y el estar allá ya te hace un triunfador por todas estas vivencias que se han tenido, que ha sido y sigue siendo muy caótico y por eso el mérito será doble”, detalló.

Al enfocarse en los eventos que le quedan antes de la cita en Japón, adelantó que su siguiente parada será el Campeonato Nacional en Sevilla, España, a mediados de marzo, invitación que se le dio tras su medalla de oro en Italia; posteriormente, competirá en Eslovaquia, “mi deseo es tratar, en las competencias que se presenten de aquí a Juegos Olímpico, de estar haciendo mis mejores marcas, estar en los primeros lugares, tengo las expectativas muy grandes”, puntualizó.

Por admin

Deja un comentario